Vuelo 515

Llevan días, casi semanas, a vueltas con una noticia que, antes de serlo, ya se quería dar.

Hoy ha muerto Rocío Jurado.

Supongo que a los más frikis de este blog les sorprenderá que entre a un tema que me pilla tan lejos; tienen razón al sorprenderse, porque a mí también me alucina postergar otros temas para mañana por una cosa así.

No es que no respete la muerte de una de las que, dicen, es la más grande, la chipionera por excelencia, la reina del colorín, que nadie se me enfade, pero es que esta noticia sirve, claramente, para ilustrar aquello de que no hay mejor noticia que una mala noticia... lo malo es que a veces no sabes cuándo va a pasar y se te ve el plumero, añadiría yo.

Porque ha tenido narices, por no hablar de genitales, la que se ha montado en las cercanías de la casa de la que iba a ser noticia.

No sólo todos los buitres de la prensa rosi-amarilla se han arrimado al olor del posible cadáver, sino que el resto de medios generalistas han montado guardia en la puerta de la casa para no perderse el anuncio de la defunción y no ser el último en dar la noticia. Creo que han batido un récord guinness de concentración de periodistas y/o gays por metro cuadrado.

Y todo por la audiencia, claro, porque no me creo que todo el país esté pendiente del estado de forma de una cantante, por mucho Rocío Jurado que sea. Vale, ha sido importante, toda una estrella y lo que quieras, pero el mundo sigue y la gente sigue muriendo hoy. Todos hemos tenido que venir a trabajar hoy, el sol ha salido igual que ayer y que mañana, y la hipoteca no se para.

Así que no comprendo tanto despliegue informativo. ¿Es acaso la salud de las tonadilleras casadas con toreros cuestión de interés general? Por todo el lío montado parece ser que sí, oye.

Estaba claro que, como siempre, los que peor han reaccionado han sido los periódicos, que hablan de estados críticos y del taxi en el que llegó la muerte a la casa. Los telediarios matutinos han coincido en meternos por los ojos la noticia. No podía ser de otra manera, claro, hay que amortizar el momento. Vídeos de la buena señora con su primer y segundo marido, su hija, sus canciones, blah blah blah... y en todas las cadenas igual.

Un bonito letrero indicaba la hora, 11:30 de no sé qué cosa que hacen con los muertos para que la gente les despida. El letrero permanecía impasible al cambio de canales, tiene guasa. El mismo, igualito en T5 y A3...


En fin, que al final la noticia que queda es que a las 5:15, en el vuelo 515, Rocío Jurado se ha muerto.

Descanse en mayor paz que la que le han dejado fuera de casa...

Photobucket - Video and Image Hosting
... banda de buitres...