A veces lo olvido

A veces lo olvido, pero tengo casa. Puede parecer de perogrullo, pero la tengo. Y es mía (nuestra). Y a veces, lo olvido.

Otras veces olvido que no es perfecta. No es suficiente para formar una familia, de modo que en unos años tendremos que mudarnos. Esperamos estar en mejor situación, apostamos por nosotros para el futuro. Y a veces, lo olvido.

Lo olvido porque estoy feliz en casa. Me he adaptado bien al pueblo, me estoy haciendo al nuevo gimnasio, me estoy haciendo al gato. Hay quien hace un mayor esfuerzo. Y a veces lo olvido.


Lo que no olvido es que el tema de la vivienda está adquiriendo un cariz muy penoso. Se construyen más de 800.000 viviendas al año, pero la mitad se quedan para especular... otra mitad se las quedan los turistas extranjeros en primera línea de playa... otra mitad no se acaban de construir... y otra mitad seguirían haciendo falta que se construyeran.

Hace unos días me llegó un correo de esos que acaban en la carpeta Chorradas del Autluk y cuando acabas de ordenador ni siquiera te molestas en revisar si te interesa guardar. Bueno, sé de gente que se graba cds cuando acumula la suficiente tontería...

A lo que vamos, el correo me pareció suficientemente interesante, dentro de la tontería, como para rellenar unas líneas de un post dedicado a la vivienda, pero como no tengo ni idea de qué más añadir al tema, creo que el mensaje va a ocupar mucho más que un lugar testimonial. Aquí va:

LA BURBUJA INMOBILIARIA

Os saludo, vengo 328 años del futuro. Me he decidido a coger mi máquina del tiempo para contaros como van las cosas.
Afortunadamente no se han cumplido las previsiones de tantos agoreros burbujistas y la vivienda en España ha seguido subiendo un 17% anual durante los últimos 50 años, de este modo nos hemos convertido en el país mas rico del mundo, porque por ejemplo un ático en la Castellana cuesta mas que el estado de California y el palacio imperial de Tokio juntos; claro que ya nadie vive en la Castellana ni en ningún otro sitio de Madrid, por que esas casas son para invertir y no para vivir.
Yo por ejemplo aunque trabajo en Madrid me he comprado un piso de 40 metros la mar de mono en un pueblo del Norte de Burgos, que con la autovía queda a un paso (el problema del pago de aduanas por pasar de una nación a otra tampoco es tan grave... te acostumbras al uso del pasaporte). Para pagar la hipoteca nos hemos juntado con otras tres familias: un notario casado con una catedrática de universidad, un subinspector de hacienda casado con una abogada del estado y un magistrado del supremo (subcontratado a través de una ett) casado con una arquitecta. De este modo destinamos cinco sueldos a la hipoteca y uno para vivir.
Estamos contentísimos con la compra porque aunque al principio nos está costando un poco. Luego seguro que ni se nota. Además nos hace mucha ilusión porque desde que lo compramos hace un año ya ha subido un 17%, y por si fuera poco la mujer del notario está de buena que lo flipas.
Aunque profesionalmente no me va mal (soy director general adjunto de una multinacional, aunque también subcontratado a través de una ett), la verdad es que la inflación que sufrimos al ser el país mas rico del mundo hace que nos tengamos que apretar un poco el cinturón. De todos modos, es cuestión de acostumbrarse. Cuando tuvimos que empezar a comer chopped de lagartijas todos nos quejamos y ahora se le da vuelta y vuelta en la plancha y tan rico que queda.
De cualquier forma, aprovechando que han bajado la edad laboral a los 14 años a ver si saco al churumbel del colegio y lo meto en la ett, que un sueldo más seguro que nos ayuda para la hipoteca.
Mi sueldo es de 2.000 tochos netos. El tocho es la moneda que sustituyó al euro cuando nos echaron de la UE a patadas por impresentables. El tocho se cotiza a un céntimo de euro. En la caja fuerte del Banco de España ya no se guardan lingotes si no ladrillos, que en este país han demostrado ser un valor mucho más seguro y rentable que el oro.
Tras la crisis de la natalidad española la población ha quedado reducida a 5 millones de españoles y 50 millones de ecuatorianos trabajando de paletas, que han seguido construyendo 800.000 viviendas anuales (la construcción supone ya el 94% del PIB) y ahora tocamos a unas 20 viviendas por habitante casi todas vacías porque como dije son viviendas para invertir, no para vivir.
El 90% del suelo esta ya urbanizado y se plantea empezar a construir ciudades en el fondo del mar (no se puede vivir debajo del agua, así que serían ciudades nada más que para invertir). Esto es lo que en el mundo se conoce y admira como "el milagro español" y es objeto de numerosos estudios y tesis doctorales en el campo de la psiquiatría. Cada año nos visitan miles de estudiosos de la mente humana de todo el mundo. No me extrañaría que muchos de esos científicos se quedasen porque la verdad es que como en España no se vive en ningún sitio.
Y eso es todo lo que os puedo contar de lo que os espera.
Voy a ver si cazo unas lagartijas para cenar.



Por ahora no comemos lagartijas, di que tampoco es que nos hayamos comprado el Taj Mahal... que a lo peor nos toca dejar de comer para pagar el siguiente piso al que nos vayamos. Sé que no es justo, ni es lícito, pero ya me he subido a la ola del ladrillo... mejor que no te pille debajo... ¿no?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya, si dentro de nada van a tener que legalizar los tríos de hecho para comprar vivienda que, en pareja...

kikirik dijo...

Y los tipos de interés subiendo... Nos va a pillar a todos en bragas. Por lo menos la mujer del notario está buena ;)

Gorka dijo...

Hola!

Yo ya me he hecho a la idea de que ni los precios van a bajar ni los tipos van a subir.

Al principio se bastaba el macho para pagarlo todo. Luego, como la hembra también ganaba dinero, se pusieron de moda los créditos al 17% de interés. Más tarde, conforme subía el importe del préstamo, se pasó a bajadas de tipos y aumento de años de devolución.

Si los precios siguen subiendo, y los tipos también lo hacen, no sólo se irán al garete todos los especuladores, sino las personas de a pié. ¿Creéis que los propietarios "normales" van a permitir que reviente la burbuja? ¿Y el gobierno, se lo puede permitir?

Lo siguiente puede venir en forma de hipotecas heredables, por ejemplo, o las uniones de varias familias en una misma casa grande.

A ver a quién se le ocurre lo más bruto.