Y, ahora, qué?

Hace poco más de dos años tomé una de las decisiones más complicadas de mi vida. Fue un momento de muchos cambios a la vez y dejar un trabajo de 6 años de antigüedad en el que estaba asentado (y anquilosado, pero eso es otra historia), no parecía poder ayudar a no volvernos (más) locos.

Y es que las oportunidades salen cuando salen y no hay otra que tomar una decisión. Cambiar de trabajo a www.ticketbis.com fue uno de los pasos más críticos de mi carrera.

No soy informático. Soy parte de esa marabunta de intrusistas que han degradado la profesión del noble informático al rango de picateclas de consultora (ironic mode off). Pero hay otro mundo. Ahí fuera. Al que acceden los informáticos de estudio y al que nunca pensé en llegar como autodidacta (casi todo lo que sé lo he aprendido fuera de una carrera universitaria y sobre la marcha a base de tortas). Pero se puede. Si se quieren (y se ha aprendido a) hacer bien las cosas, se puede.

Así que, encontrarme de repente en una empresa rodeado de un equipazo técnico (que ha ido creciendo año a año), ha sido como un master. He aportado mi granito de arena técnico-organizacional en un entorno de aguas cristalinas y con la corriente a favor tras años de entrenamientos insufribles a contracorriente de un mar de mierda.

Y ha sido genial.

A los seis meses de entrar ya era evidente que fue un acierto el cambio. Creo que nunca olvidaré aquella conversación con @xala3pa en la que me hablaba de lo que me iba a encontrar (y así fue), cosa que ahora hago con quienes me preguntan por cómo son las cosas aquí. Cuando las cosas parecen muy bonitas para ser verdad, raramente lo son realmente. Esta vez sí, indudablemente, lo fueron.

En estos (más de) dos años hemos peleado por avanzar la web, el negocio, todo lo arriba posible. Desde mi llegada (sin insinuar ningún tipo de causa-efecto personalista, esto es un trabajo de un equipo muy grande), hemos pasado de un millón escaso de facturación semanal (entonces me parecía una barbaridad, te acabas acostumbrando a las cifras), a más de dos millones.
Tecnológicamente se hacen muchísimas issues. Recuerdo la mítica 1663 del Jira que hice al cierto tiempo de haber entrado (la primera "gorda" que acabó en producción), hoy en día vamos cerca de la 6900 (y subiendo).

Hemos pasado de (y se venía de un historial guay anterior...) dos oficinas en el séptimo piso de un edificio con un dudoso vecino de abajo en el sexto (hasta aquí puedo leer), a un lugar más grande en el BBF. De ser unos 15 a ser unos 30 (en el departamento de IT).

Y en realidad, no ha cambiado nada.

El mismo buen rollo, apoyo del equipo, alegría de currar, de aportar, de seguir adelante, de rascar un 1% más de conversión, de hacer las cosas bien, de rehacerlas bien cuando se han torcido, de mejorar técnicamente no sólo la plataforma sino uno mismo. De acudir a eventos como la Greach (está vez protagonistas!), a la Codemotion, a la oficina de Madrid y ser recibido como uno más de los que siempre están por allí, de cenas de navidad donde se exalta a las personas y no (tanto) a la empresa.

Será que no cambiar nada cuando se está en una buena línea nos ha ido bien.

Y también será que no vemos muchos de los entresijos donde la pelea es menos "documentable", menos "relatable", menos "bonita". Hablo de la gestión del negocio, de rondas de financiación, de la toma de decisiones de cada vez mayor responsabilidad (cuando 1% de desviación supone 1€ de diferencia no es lo mismo que cuando supone 100.000€...), de decidir seguir rascando la cuenta para seguir creciendo, expandiendo.

Algo han hecho bien desde ahí arriba (bueno, desde el fondo de la oficina, donde uno de los que decide realmente es uno más...).

Y así de repente, anteayer, llega un email a toda la empresa, de esos que no es normal. Pueden llegar a toda la oficina de bilbao o a todo el departamento de IT, o al equipo de Checkout... a toda la empresa es algo más raro:

We have exciting News

nos dicen.

Casi todos tenemos que leer el email 4, 5, 6 veces para estar seguros de estar entiendo lo que realmente es.

No tener google news en España hace que nos cueste encontrar confirmación en una fuente pública (no sabemos si el canal oficial es público aún). Encontramos la primera que se atreve a poner cifras, y de la que empiezan a beber todo el resto de fuentes. A los 20 minutos, la fuente original da un error de acceso. ¿Tira la piedra y esconde la mano?

En cualquier caso, en seguida la noticia vuela por Twitter, hasta llegar a ser TT en España.

Es real.

Todo el mundo nos da la enhorabuena más o menos personalmente, según cercanía. Fuera del ámbito de la empresa, hay un 100% de certeza de que es algo bueno.

Inevitablemente, la pregunta que todos nos hacemos en este excitante momento es, tal y como tomé aquella vista-desde-ahora-acertada-decisión,...

... y, ahora ¿qué?

Por de pronto, una celebración.



Y otro email:

Welcome to StubHub!

La ignorancia es la felicidad

Hace unas semanas me crucé de nuevo con una canción. Dicha canción ha pasado de un extremo al otro de mis gustos musicales, y ahora simplemente es la que me mueve mientras camino hacia y desde el autobús.

Inevitablemente, tuve que pasar de oír a escuchar, y posteriormente, entender. Desde que hace años, en uno de los últimos Operacion Triunfo, uno de los más zoquetes descubría, a pocos días de tener que salir a defenderla, la historia detrás de la letra de la canción que le tocaba. Y al grito ahogado de "es que cuando la traduces..." aguantaba las lágrimas en aras de arañar algunos votos.

Yo me he puesto de mala leche.

Será que el contexto histórico es diferente, será que los tiempos cambian que es una barbaridad, será que la música tiene bastante poco que ver con la letra... supongo que muchos la conoceréis, a casi todos os sonará... arranquen y sigan leyendo.



Letra aproximada
Traducción libre

Comentario al respecto.


I've been cheated by you since I don't know when
Me has engañado desde hace no sé ni cuando

Ok, empezamos bien... Una de cuernos, parece...

So I made up my mind, it must come to an end
Así que me he decidido, esto se acabó

Ea, así, en tu sitio.

Look at me now, will I ever learn?
Mírame ahora, alguna vez aprenderé?

Esto... cómo?

I don't know how but I suddenly lose control
No sé cómo, pero de repente he perdido el control

Qué? Pero qué dices?

There's a fire within my soul
Hay un fuego en mi alma

Eín? Qué fuego ni fuego... Espera! Lo vas a matar!

Just one look and I can hear a bell ring
Sólo una mirada y escucho campanadas

De su funeral?

One more look and I forget everything, w-o-o-o-oh
Una mirada más y lo olvido todo

Cómo que te olvidas? espera, espera... te olvidas de sus cuernos?

Mamma mia, here I go again
Mamma mia, aquí voy otra vez

Te has olvidado! Qué haces?!

My my, how can I resist you?
Ay no, cómo resistirme a ti?

Cómo? Comiendo?! Vas a volver con él?!

Mamma mia, does it show again?
Mamma mia, aparece de nuevo?

Pues claro, y se te nota, estás fatal

My my, just how much I've missed you
Ay no, cómo te he echado de menos

Ten un poco de respeto por ti misma...

Yes, I've been brokenhearted
Sí, se me rompió el corazón

Para lo que te ha servido...

Blue since the day we parted
Depre desde que lo dejamos

Chica, que le dejaste tú! por sus cuernos!

Why, why did I ever let you go?
Por qué, por qué te dejé marchar?

Porque te puso unos cuernos de aquí a Lima, recuerdas?

Mamma mia, now I really know,
Mamma mia, ahora sé realmente

A ver con qué nos sales ahora

My my, I could never let you go.
Ay no, que nunca pude dejarte ir

Toma! no estás pensando con claridad...

I've been angry and sad about things that you do
He estado furiosa y triste por las cosas que hiciste

Bien rápido se te ha olvidado

I can't count all the times that I've told you we're through
No puedo contar las veces que te he dicho que terminamos

Genial, como dejar de fumar una vez al mes...

And when you go, when you slam the door
Y cuando te vas, dando un portazo

Creo que te ya te veo venir...

I think you know that you won't be away too long
Creo que ya sabes que no estarás lejos demasiado tiempo

Como para no, con este historial que me llevas...

You know that I'm not that strong.
Sabes que no soy tan fuerte

Venga! Dáselo mascadito ya, respétate un poco...

Just one look and I can hear a bell ring
Sólo una mirada y escucho campanadas

Total, de perdidos al río, no?

One more look and I forget everything, w-o-o-o-oh
Una mirada más y lo olvido todo

Lo dicho, un caso perdido

Mamma mia, here I go again
Mamma mia, aquí voy otra vez

Perdona? no estaba escuchando

My my, how can I resist you?
Ay no, cómo resistirme a ti?

Si no haces algo por ti, como para ayudarte el resto...

Mamma mia, does it show again?
Mamma mia, aparece de nuevo?

Como para no

My my, just how much I've missed you
Ay no, cómo te he echado de menos

Esto ya lo he oído antes

Yes, I've been brokenhearted
Sí, se me rompió el corazón

Tú te lo has buscado

Blue since the day we parted
Depre desde que lo dejamos

En tu mano está cambiarlo

Why, why did I ever let you go?
Por qué, por qué te dejé marchar?

Porque tuviste un momento de lucidez entre tanta tontería

Mamma mia, even if I say
Mamma mia, aunque diga

Digas qué? A ver si esto acaba bien

Bye bye, leave me now or never
Adiós, déjame ahora o nunca

Mejor ahora que nunca, la verdad...

Mamma mia, it's a game we play
Mamma mia, es juego al que jugamos

Y aquí el resto preocupados...

Bye bye doesn't mean forever
Adiós no significa para siempre

Está claro.

Mamma mia, here I go again
Mamma mia, aquí voy otra vez

Ya ni nos inmutamos

My my, how can I resist you?
Ay no, cómo resistirme a ti?

Para qué responder, si no escuchas

Mamma mia, does it show again?
Mamma mia, aparece de nuevo?

A kilómetros se ve venir...

My my, just how much I've missed you
Ay no, cómo te he echado de menos

Te echa de menos tu dignidad

Yes, I've been brokenhearted
Sí, se me rompió el corazón

Y te volverá a pasar

Blue since the day we parted
Depre desde que lo dejamos

Ineludible, desde luego

Why, why did I ever let you go
Por qué, por qué te dejé marchar?

Va, en serio, porque eres tonta

Mamma mia, now I really know
Mamma mia, ahora sé realmente

Y me temo que todo el resto del mundo

My my, I could never let you go
Ay no, que nunca pude dejarte ir

De lo tuyo gastas...


La pregunta que queda es, ¿una letra así sería aceptable hoy en día por el gran público?

3 puntos de padres

Este verano, como el pasado, semana sí y semana no termino un par de horas de jornada laboral por la tarde en casa. Tengo la suerte de poderlo hacer así, y de que Aysha no suele dar guerra y se arregla ella misma con Chocolate (el gato) para pasar ese tiempo que paso concentrado delante del portátil.

Los viernes, además, ocurre que por la tarde no trabajo; salvo estas semanas de "pseudo-intensivo", en las que un par de horas me sirven para cerrar la semana de manera más tranquila.

Uno de estos viernes, Aysha estaba enredando con alguno de sus cachivaches, sentada en el sofá de la sala, sin hacer demasiado caso a la tele ni al gato. Estaba elucubrando sobre alguna de esas ideas que le pasan por la cabeza, explicándoselas a sí misma, mientras yo cerraba un par de tests y respondía a un par de correos para terminar la semana. La tranquilidad hecha armonía, sólo un sonido de violines en la raspberry pi podría mejorar la atmósfera reinante; gato dormido al sol incluido.

Pues nada, ahora que meriende, luego al intensivo de natación y semana ventilada, finde del todo. En cuanto termine este hangout con nuestro P.O. en Madrid...

CLONK!

- Aaaaaaaaaaaaaaaay !!!

Ya se ha ido del sofá al suelo otra vez, mira que se lo hemos dicho cientos de veces, que mires dónde estás, que no estás en el suelo, que si te mueves el sofá se acaba, manda narices, pues ahora se lleva un "supernanny"...

- Me he caído aitaaaa!
- Si es no mir.... - coña! Se duele al lado de la oreja... Parece que tiene una herida, apenas sangra, mejor ni le digo nada, se la limpio, le planto una tirita de las que tanto le gustan y a correr... la piscina? Bueno, no será nada...

Y reviso la herida. No tiene más suerte que haberse dado de lleno contra el pico de la mesa. Una pasada de dedos constata que sí, el pico es muy picante y la herida... leche, esta herida apenas sangra, pero tiene la carne abierta, estoy viendo literalmente el interior de mi hija...

Justo delante del "trago", donde termina el pómulo, hay un cacho de carne blanda sin hueso alguno; y ahí se fue a dar (clavar, más bien), con el pico de la mesa.



Joder, y ahora qué hago... Esto es una tontada? Me voy a urgencias? Sí? No?
Mejor ir y que no sea nada, que no ir y cargarla... arrepiéntete de lo que has hecho.

Al menos no sangra.

- Venga, va, ponte las zapatillas de casa, y la parte de arriba del pijama de verano. - llevaba los pantalones cortos del pijama... - vamos a ir a que te curen, vale?

Y me la cargo en brazos como hacía meses, casi años, que no hacíamos. En el ascensor intento que no se vea en el espejo, pero no cuela. La puñetera es espabilada como para no fiarse de lo que le digo. Ve la sangre (poca), que por suerte tapa la herida. Se asusta un poco, y como es poca sangre, consigo que se calme. Vamos camino a urgencias, redios qué calor.

- Aita, por qué vamos tan rápido? - se me caen un poco las pelotas al suelo ;(
- No vamos rápido, es que hace mucho calor - donde vas, manzanas traigo.

El camino se me hace largo de narices. De camino, desvío su atención.

- A que no sabes quién viene mañana de visita?

Y empieza a quemar las opciones más habituales, no siempre por orden de preferencia:

- Amama! Padrino! Aititedemadrid! Tío Carlos!
- En la que acierta, montamos una fiesta, cuando ya vamos a llegar.

- Buenas, urgencias de pediatría?
- Sí, dame la tarjeta de la niña
- Leche, la tiene su madre - que está trabajando. Creo que la buena señora que nos atiende cree que somos padres divorciados al hablar así, y deja vía libre a la excepción.
- Da igual, cómo se llama, fecha de nacimiento? .... Vale, por ahí, del número 2 a la derecha del todo.

Hay un médico y nada de cola, perfecto. Le explico la película con Aysha sentada en la camilla, intentando que ella no sea consciente de mi preocupación. El médico no ve mucha sangre y le echa un vistazo. No parece mucho, así que bueno, igual esto no da para un post...

Pero sí. En cuanto le insisto en que le he visto la herida muy abierta, lo revisa.

- A ver, túmbate, que vamos a mirar.
- No, no, pinchar no!
- Tranquila, es sólo mirar, no pasa nada. - algo más sí es, limpia el poco de sangre que ha empezado a coagularse, lo que tampoco debe de dolerle mucho.

Y lo ve. Y dice sorprendido que sí, que menuda se ha dado... Lo de siempre para el dolor, si lo tiene, y que pase por la sala de curas para que le dejen la herida lista. Al otro lado del centro de salud.

Gracias.

Allá nos vamos. No parece haber nadie. Ah, sí, ahí le están arreglando el pie a un chaval. Esperaremos un rato fuera.

- Y qué me van a hacer aquí? Me van a pinchar?
- No, sólo mirar, y te van a poner una tirita!
- De qué color? Yo quiero de princesas.
- No sé si van a tener; si no tienen, en casa ponemos otra encima de la que te pongan aquí, vale?
- Vale!

Y nos toca entrar. Entramos. Le miran. Sí, nos ha enviado el médico. Para mirarle esto. Y le miran. Dos enfermeras curtidas (nunca mejor dicho) en mil batallas, que dan toda la confianza del mundo.

-  Buf, pero esta herida es muy profunda eh? - no me jodas, que esto parecía ya el final de la película; vamos a tener un giro inesperado a la mitad?

Exacto.

- Espera, que vamos a llamar a Cruces, que igual mejor te la llevas para que le miren para cerrarle. - ein? A ver si al final he hecho más que bien en haber venido...

Mientras una llama por teléfono a Cruces (Hospital de Barakaldo al que se derivan a los pacientes desde Durango), la otra le sigue el juego a Aysha. Se deja pintar tatuajes con rotulador rojo, y le hace uno a Aysha. Le pregunta por sus zapatillas de casa con dibujos de comics, y que su pijama no lo parece, y ...

- Mira, vas a Cruces, y presentas este papel, que ya me han dicho que te pueden atender, para cirugía estética. - ein? Cirugía? Estética? Esto se va poniendo cada vez más raro. - A veces les ponen pegamento como haríamos aquí y ya está, pero casi mejor que lo evalúen allí, que la vemos muy abierta, y la zona es delicada. - lo que yo decía, cada vez más raro.

Pero allá nos vamos. Con su triste tirita blanca (literalemente "es que aquí no tenemos más, luego Aita te pone una más chula), y ya a pie y con más calor que antes, volvemos para casa.

Y necesitaremos su tarjeta sanitaria. Como buen conocedor de las aventuras gráficas, sé que hemos quemado la carta de "ay que no la tengo" y no va a colar más. Llamada de esas que empiezan por un:

- Tranquila que no pasa nada, pero tienes ahí la tarjeta sanitaria de la niña? - y nos pasaremos a por ella.

Se cambia de ropa, cojo algo para merendar, las llaves del coche, y allá nos vamos.

- Ponme la de Mulan, Aita, mezedez. - como para negarle cualquier canción...

Coger la tarjeta sanitaria, tranquilizar a la madre de la criatura, y a la A8 de cabeza. Y ahora por dónde llego antes? Por Bilbao o por el Txorierri? Cuando venía al mundo, fuimos cruzando Bilbao hasta Cruces, hagamos lo mismo a esta hora, no creo que haya atasco de salida ya... Y llegamos. Nos pasamos el parking (no es plan de ocupar uno de los pocos sitios de la entrada de urgencias para esto...) y volvemos.

- Mira Aysha, aquí vinimos con Ama cuando ibas a nacer, qué te parece?
- Dónde?

Aparcamos. Saco una foto al coche para no tener que recordar dónde lo aparcamos. Y salimos por las escaleras. Mierda, no he contado cuántos pisos hemos subido, bueno, da igual.

- Ahí, en la parte izquierda del edificio, lo ves qué grande es? - parece que no se acuerda de por qué estamos aquí. Entramos.

Y ahora a dónde voy yo? Hay un funcionario en una ventanilla libre. Veamos cómo va la burocracia aquí...

- Buenas, que venimos de Durango para que le miren esto... - le doy el papel... y lo coge! TOMA!
- Muy bien, siga la línea verde hasta el final.
- Linea verde? - señala al suelo. Línea verde: pediatría. Perfecto.

- Mira Aysha, tenemos que ir por el verde, a ver si no nos perdemos que esto es muy grande, eh?
- No Aita, mira, por aquí. Vamos, vamos.

30 segundos después, la línea verde muere en un mostrador. Levantamos la mirada y dos enfermeras (o lo parecen), nos saludan. Le doy los papeles que el primer funcionario nos ha dado.

Pasa por aquí, y espera un poco. Vienen un par de enfermeras, para evaluar qué pasa y su urgencia. Le miran, son un poco burdas en el trato, supongo que a más gente, más complicado es. En general bien. Que si cuánto pesa (creo que 15Kg... en realidad son 18Kg). Voy dando el parte por Telegram.

Llega una médico y pregunta por el material de la mesa, de madera, nada de metal o cristal, o tal y tal. Se va. Le van a poner un gel en la herida que es anestésico para cerrarle la herida; yo le tengo que apretar un poco para que le haga mejor efecto. Sigue el parte por Telegram.



Así lo intento, mientras devora un par de galletas que aún quedan y ve el capítulo de Peppa Pig que echan en la tele (sonido quitado). Le damos (a regañadientes) una galleta a una niña que está por allí también. Cuando se nos acaban, una madre que ha llevado su hijo con posible rotura en el brazo, nos ofrece una de las suyas.

- Ves como hay que compartir? - sigamos teniendo valores hasta en momentos extraordinarios.

Al final nos toca pasar. Un médico muy alto acompaña a la médico de antes. Aysha le dice que no quiere que le pinchen y medio protesta un poco. Él, hace de poli malo y le cierra la boca de manera algo brusca después de decirle que sólo le van a mirar. Llegamos a la sala donde evalúan la herida.

- Esto van a ser dos puntos, se los pones y cualquier cosa me avisas. - y se va.

Y procedemos. Quédate ahí tumbada, una enfermera le sujeta la cabeza, yo las manos y el cuerpo en general. El no saber qué pasa, qué le van a hacer, es lo que le pone más nerviosa, no le gusta.

- No pasa nada amor, son dos tiritas nada más, cuéntame cómo te llamas? - la médico tiene acento sudamericano, muy dulce, pero no surte demasiado efecto.

- Aysha, begiratu neri, no pasa nada. Mira, has visto? habla como Ariel! - la enfermera se ríe. - mejor hazle caso, que si no viene el otro médico feo, ese malo de antes eh? - creo que no entiende lo del acento, sí a lo de que venga el "poli malo".



- Qué me están haciendo? me están cosiendo? - ha visto el hilo, que por cierto, la médico maneja con verdadera soltura con las pinzas para hacerle varios nudos a cada punto. Hace dos, y parece que ya termina todo, pero no, el medio no queda tan cerrado como debería, así que va un tercero.

- Tranquilo, que no le está doliendo, eh? Nota que le estamos haciendo algo, pero no le duele. - me dice la enfermera.

Tarda más de lo previsto, y cuesta convencer a Aysha de que "ya se termina". Se lo hemos dicho demasiadas veces ya, como lo de "sólo vamos a mirar". Pero se acaba, y la herida queda perfectamente cerrada. Las dos partes de la carne que antes estaba abierta, ahora está cerrada. A cal y canto.

Nos dicen que esperemos un poco, que nos darán los papeles de salida y un par de indicaciones; cosa que hacemos con más capítulos de dibujos animados (estos ya no los reconozco...).



Unos minutos más tarde, ya podemos irnos. Las indicaciones son lavar la herida todos los días con un suero, vigilar que no tenga fiebre, y que la herida no supure o tenga pus. Y acudir en 5-7 días a nuestro centro de salud para que le quiten los puntos. Ah! y pegatina de "me he portado muy bien".

- Ya está, amor, viste que no ya se terminó? Chocas? - y choca medio a medias. - Se puso muy nerviosa, pero se portó muy bien, eh? fue muy valiente.

Volvemos a casa.

*****************************************************

Una semana de limpiezas y cuidado, ayer le quitaron los puntos, que se habían empostillado y hubo que liberar con vaselina (esta parte ya me la perdí un poco). La enfermera de Durango le quita dos, el otro ha debido de caerse sólo.

Y volvimos a la normalidad de la piscina.

Y esos tres puntos nos han caído en nuestra experiencia de (p/m)aternidad.

5 años después, volvimos a Crices, a ver si no volvemos al menos en otros 5 más.

El problema del vestuario gay

Existen vestuarios separados por sexos. ¿Por qué? ¿O para qué?

Respuesta 1: Para que no te vean quienes, potencialmente, pueden sentirse sexualmente atraídos por ti, y quieres evitar tal intromisión en tu intimidad (seas del sexo que seas). Si vas a renunciar a tu intimidad, al menos que nadie se aproveche de ello.

Respuesta 2: Para que no veas a nadie con quienes, potencialmente, puedas sentirte sexualmente atraído, y quieres evitar situaciones incómodas si esto llegara a pasarte (seas del sexo que seas). Si el resto va a renunciar a su intimidad, al menos que no te pongan en una situación incómoda.

Así pues, pasado el siglo XX, donde un mundo donde lo heterosexual es lo "normal", pueden tener sentido. Llegado el siglo XXI, el de la normalización de la homosexualidad, la bisexualidad, la metrosexualidad, y la tecnosexualidad, las viejas normas empiezan a quedarse obsoletas.

Y se nos plantea el problema del vestuario gay.

¿En qué vestuario entraría un hombre homosexual? ¿Y una mujer homosexual?

Analicemos el problema por reducción al absurdo.

Hombre homosexual. Hipótesis 1: Al de los hombres.
¿La "norma" 1 se cumple? El resto de hombres tienen a alguien que puede sentirse, potencialmente, atraído por ellos. X
¿La "norma" 2 se cumple? El resto de hombres, no se sentirán, potencialmente, sexualmente atraídos por él. ¿Pero él? Se sentirá, potencialmente, atraído por el resto. X
Esto independientemente de la orientación sexual del resto de los hombres del vestuario.

Hombre homosexual. Hipótesis 2: Al de las mujeres.
¿La "norma" 1 se cumple? El resto de mujeres no tienen a alguien que puede sentirse, potencialmente, atraído por ellas. ¿Pero él? Si hay una mujer heterosexual al menos, puede sentirse, potencialmente, atraída por él. Si el resto de mujeres son homosexuales, todas ellas tienen al resto que pueden sentirse, potencialmente, atraídas por ella. Única posibilidad, una mujer homosexual y un hombre homosexual en el vestuario como mucho.
¿La "norma" 2 se cumple? El resto de mujeres se sentirán, potencialmente, sexualmente atraídos por él. X

Así pues, por ahora un hombre homosexual sólo puede unirse con otra persona si ésta es una mujer homosexual. Casi mejor pon vestuarios individuales...

Mujer homosexual, Hipótesis 1: Al de las mujeres.
¿La "norma" 1 se cumple? El resto de mujeres tienen a alguien que puede sentirse, potencialmente, atraído por ellas. X
¿La "norma" 2 se cumple? El resto de mujeres, no se sentirán, potencialmente, sexualmente atraídas por ella. ¿Pero ella? Se sentirá, potencialmente, atraída por el resto. X
Esto independientemente de la orientación sexual del resto de las mujeres del vestuario.

Mujer homosexual. Hipótesis 2: Al de los hombres.
¿La "norma" 1 se cumple? El resto de hombres no tienen a alguien que puede sentirse, potencialmente, atraída por ellos. ¿Pero ella? Si hay un hombre heterosexual al menos, puede sentirse, potencialmente, atraído por ella. Si el resto de hombres son homosexuales, todos ellos tienen al resto que pueden sentirse, potencialmente, atraídos por él. Única posibilidad, una mujer homosexual y un hombre homosexual en el vestuario como mucho.
¿La "norma" 2 se cumple? El resto de hombres se sentirán, potencialmente, sexualmente atraídos por ella. X

Así pues, por ahora un hombre homosexual sólo puede unirse con otra persona si ésta es una mujer homosexual. Casi mejor pon vestuarios individuales...

Así que lo dicho, poca solución viable...¿ o no?

Será cosa de saltarse las normas autoimpuestas de otro siglo.