Operación Truño (World Edition)

Ahora que Operación Truño se ha pasado a Telahínco, parece que mola más y todo, como si no fuera la misma mierda de siempre, con la misma banda de subnormales lloricas esperando dar el pelotazo de turno a lo Plisplas o acabar sus días de tele de comentarista en A tu lerdo.

Joder, lo único que ha valido la pena han sido la banda de frikis que han pasado por el casting, y sólo porque te podías reír de (y con) ellos.

Ahora sólo veo un grupo homogéneo de chavales a los que van a moldear a su gusto (bueno, y al de sus bolsillos, claro). Por cierto, chicos melenudos y tías cachondas, que es lo que vende. No me deja de resultar curioso que por la calle no se ve a tanto melenudo, debe de ser el sitio donde más los hay por metro cuadrado...

Y todo el mundo es feliz y llora...

Mientras tanto, en otro lugar del mundo al que tuve la suerte de viajar (Edimburgo, Escocia), otra academia se encarga de decidir cómo una parte de la humanidad va a dar por el culo a la gran mayoría. Ojo, todo muy democrático, libre y con condón; la seguridad ante todo.

La cosa es que una vez más los países que más han expoliado en la historia de la humanidad, el conocido como Grupo de los Ocho (o G8) se van a reunir.

Como siempre que esto ocurre los malvados y desaprensivos grupos antisistema se encargan de hacerles recordar que no queremos que sus decisiones particulares nos afecten a todos, que no aceptamos sus veredictos, que no les hemos elegido para que campen a sus anchas por el mundo como si fuera su rancho de Texas, que no les damos la legitimidad de ser líderes mundiales.

Me lo estoy imaginando...

[Fundido en plan ola, como cuando Steve Urkel imaginaba algo...]

- Irán. - el representante iraní se levanta tímido y timorato, mirando al suelo, como sin convicción.

- Bien, creemos que no has hecho un buen trabajo para llenarnos los bolsillos. No puedes ir por ahí diciendo que los USA (y tira) no te gustan y no puede ser que no vendas más ropa a tus mujeres que ese pasado de moda burka. Por estas razones, estás nominado para abandonar la academia - lloros caprichosos, desazón y congoja. El iraní se sienta.

- Cuba.
- Dime mi hermano, ¡que paso! - la cubana mulatona mueve las caderas sabedora de que su gracia puede ser de las pocas cosas que puedan salvarla.
- Ay, ay, ay... que no puede ser que estemos todavía con esto. Que no puede ser. Vale que te mantengas en tus trece en seguir siendo comunista. ¿Pero no puedes quedarte callada? Sabes que aquí lo que vale es cantar, la política queda fuera de las paredes de esta academia, me temo que te quedan Democracia y Capitalismo para septiembre.
- Y a ti Sanidad Pública y Justicia Social - piensa la cubanita mientras se sienta.
- Y dile a tu hermana la venezolana que ni se moleste en venir, está expulsada directamente.

- El resto de América Latina - indígenas y granjeros se levantan, aunque no mucho, por si acaso.
- Bueeeeno. Si no fuera porque hay algún rojo por ahí todo iría bien. Se nos escapó el Ché, pero desde entonces todo parece que se ha apagado un poco. Menos mal que hemos promovido gobiernos dicta... digooo... la libertad y el progreso por toda la zona. No nos gusta demasiado que sigáis con el tema de la droga, pero eso queda al margen de vuestras posibilidades, casi mejor tratamos este tema por otras vías. A ver si os alejáis de los peligros que os acechan desde Cuba y Venezuela, no vaya a ser que acabéis por salir de la academia. Nos gusta tu manera de no protestar, aunque la presión migratoria sea un pelín fuerte. Tal vez debierais asumir vuestro papel y sacrificaros por el equipo. Os quedáis en la academia, pero a ver si compráis más nuestros productos y os dejáis de esa manía del comercio justo.

América Latina se arrodilla de nuevo, sin decir nada, como antes, y antes, y antes...

- África - medio mundo se levanta - ¿Había tantos negros en el mundo? - se pregunta el juez de la academia.
- No os va mal del todo. Hay algún conflicto no resuelto por ahí, pero los flujos de diamantes y armas van cada día mejor. A lo mejor os quedaría disimular un poco, pero por lo demás vais bastante bien. La gente no sabe ni la mitad de las desgracias de las que son directamente responsables, así que el sistema se sostiene. No obstante, no te duermas en los laureles y no esperes una ayuda real, sabes que en el sistema capitalista no existen las ayudas, sino las inversiones. A ver si os pegáis un poco menos y os morís un poco menos también, más que nada para quitarles argumentos a esos hippies de **** sin fronteras. Sigues en la academia.

- Europa. - una señora muy joven y de muy buen ver se levanta un poco mareada, como sin saber muy bien dónde está y a donde va a ir. Parece que al pasar el tiempo la muchacha no es tan guapa como se pensaba...
- Bueno, bueno, otra vez aquí. No nos ha gustado demasiado tu postura en el tema de las guerras. Sigues teniendo una gente demasiado pacifista y activa. En realidad son neoterroristas con ideas peligrosas para el bienestar mundial. Te salva el hecho de tener varios enchufes en la academia, pero que sepas que si no llega a ser por ellos... Sigues, pero ojo a lo que sigues haciendo - la pobre Europa se sienta sin haber entendido una palabra, como ida, como ausente, como sin personalidad.

- Naturaleza.
- Cof, cof, cof - una vieja sin pulmones de tanto fumar se levanta. Lleva un bastón y la falda azul sucia de chapapote. El pelo lo tiene desigual, con calvas rapadas y la melena cada vez más corta.
- Bleeeh - dice con asco el profesor de Saber estar - ¿pero qué es esto?
- Vamos a ver, Natu. Últimamente te nos estás quejando demasiado. Sobre todo te pasaste con lo del tsunami, aunque le hemos sacado el lado bueno a base de vender el drama en la tele. Para otra vez avísanos y hacemos un especial en condiciones, en plan leit nait.

Por otra parte cada día haces peor tu trabajo. Cada verano hace más calor y llueve menos. Los inviernos cálidos nos vienen bien para mover a los turistas y seguir haciendo caja, pero en conjunto no nos compensa.

¿Y qué es eso de parir una tormenta tropical o un tornado de vez en cuando? Está bien para las noticias, pero una vez más podrías avisar.

Has descuidado totalmente tu papel de Cenicienta: cada día lavas peor. Antes te las arreglabas muy bien para asimilar todo lo que los ríos metían debajo de tu falda, pero ahora se descalabra un petrolero y ya la hemos liado. Encima te estas cargando las anchoas, a ver si les echas un ojo de vez en cuando.

¿Y qué pasa con el aire? Cada día respiramos un aire un poco peor por tu manía de fumar. A ver si haces un poco de ejercicio y recuperas tu capacidad de asimilar el humo, porque así no sé a dónde vamos a llegar. ¡Vamos a tener que plantar árboles o qué!

Por todo esto, y porque nos la pela totalmente el protocolo de Kioto, tenemos que decir que a pesar de seguir con nosotros, lo hacemos en contra de nuestra voluntad y hasta que consigamos un ente privado que realice tus funciones de mejor manera.


Sólo falta elegir quien es el Jesús Vázquez de turno... parece que Putin... :S