Madrí, Madrí, Madrí... pues va a ser que no

Hoy se ha decidido la sede para las Olimpiadas del 2012.

Esto no sería una cosa más de esas de las que pasan desapercibidas para el común de los mortales si no fuera por el bombardeo mediático al que nos están sometiendo las últimas horas con todo el tema... y es que Madrí estaba en la pomada...

Se la jugaban Madrí, Landon y Paggi en el sprint final, y se acabó. Se la jugaban Londres y París y acabó ganando Londres para sorpresa de muchos.

Image hosted by Photobucket.com
La Camiseta del Verano


Creo que a Gallardón eso de vamos a ganar, vamos a ganar le ha salido rana (que conste que no es el unico). ¿Cuándo aprenderán los políticos que por decirlo no se está más cerca de la victoria? ¿Y cuándo exigiremos a los políticos que dimitan cuando nos mienten tan descaradamente? No puede ser que nos aseguren casi con su vida que algo va a ser de determinada manera y luego no pase nada si no es así... es como darles un cheque en blanco para que fallen todas las veces que quieran. Si me cargo la base de datos del trabajo seguro que me dan unas laaaargas vacaciones...

De todos modos, y pese a la felicidad de unos y cara de bobos de otros, la vida sigue, así que voy a comentar algo que quería comentar hoy.

Y es que hoy, precisamente hay varias noticias que se aglutinan para intentarse colarse en este post. Emulando a Salomón, he pedido a cada una de ellas que se mutilaran a sí mismas para incluirlas todas. No he podido elegir a la que se negase a tal barbaridad, porque todas han accedido a recortar su espacio (y tiempo) para que todas puedan pasar por aquí.

La más importante es que el que les escribe ha pagado la penúltima de las letras de cambio a las que se encadenó con su novia hace ya año y medio. Nuestro minipiso va cubriendo etapas y esta es una que no se puede perder en el olvido. ¡Lo que nos ha costado! Nos queda la satisfacción del deber cumplido. Hank aprieta pero no ahoga. Después nos tocará (que suerte...) una hipoteca a unos cuantos años, pero eso es otra historia...

Otra no menos importante para el resto de la humanidad que no sufre conmigo los picores de los bancos, es que cual mosquito que se abalanza sobre mi pierna jugosa rebosante de sangre, se ha enviado una sonda a un pedrusco espacial para ver lo que sale de él.
Las cosas en la investigación espacial son así. Si lo piensas es arcaico. Para ver el contenido del pedrusco, en lugar de traerme un trozo y estudiarlo o enviar a un equipo a hacerlo in situ, le pegas un zurriagazo para intentar captar algo de información de los restos que se esparzan. Imagina lo que queda por hacer... ¡y lo que va a costar!

Por otro lado, no podía faltar la noticia chunga del día... hoy es el tercer día del juicio por atropayo a Farruquito. Ya apunté que por el hecho de ser famoso uno es menos hijodeputa de lo que debiera... el problema es que en seguida se ha convertido todo en una cuestión de racismo. Muy triste. No sé que hay que valorar. El tío iba sin carné y sin seguro, a velocidad inadecuada, se lleva a un señor en un paso de cebra y luego se las pira. Joder, culpable de algo es, ¿no? No me meto con que sea gitano, albañil o gilipollas, eso debe quedar al margen del juicio (y así lo hará el juez, seguro). De todas formas, seguro que la pena que le impongan siempre será mucho menor a la que deba arrastrar la viuda, padres y familiares y amigos de la víctima en general.

¿Algo más?

Siempre se puede hablar de ETA y los dialogantes de turno, pero creo que voy a pasar de ello, a ver otra cosa...

Bueno, me ha llegado un chiste que seguro que a muchos les hace gracia. A mí, que no soy un declarado anti-castrista, me la hace:

Va un niño cubano caminando por la calle, se cruza con Fidel Castro, y al ver Fidel que el niño lo ignora, le pregunta:

- ¿Oye niño, sabe tú quien soy yo?.
- No señó, no sé quien e usté, ni me interesa

Fidel muy enojado le dice:

- Pue como castigo po' no conocé al comandante Castro, ahora mismo tiene que decíme 20 palabra que comiencen con la letra "C" para que más nunca en tu vida se te olvide que mi apellido que e Castro.

Y el niño le dice:

- Compañero comandante Castro ¿Cómo y Cuándo carajo comeremo carne con cerveza Corona como comen lo cabrones comilones del Comité Central Comunista Cubano...?"

Castro se le queda mirándolo asombrado, y le dice al niño?

- Falta una

El niño concluye:

- Cabrón!!!!


Dedicado especialmente para ese compañero de webloging tan opuesto a mí y para Pablo, por rojo.