If you say black, black all day, is very bad

El título del post se lo debemos a ese insigne magnate de las finanzas, perdón, mangante de las finanzas ya fallecido conocido como Jesús Gil y Gil, y tal y tal...

Ocurrió en una eliminatoria de la UEFA (creo) contra el Ajax (también creo). Todo vino a cuenta de Kizito Musampa (sigo creyendo), un jugador de color (negro, que los llamados blancos no somos incoloros...) cuyo nombre parecía que le hacía gracia al ex-presidente atlético.

Curiosidades de la vida, ahora ese jugador trata de ganarse un puesto en ese mismo equipo...


Es curioso cómo están proliferando últimamente las preocupaciones por los insultos racistas en los campos de fútbol. No sé yo si preocupa porque insultan o insultan porque preocupa. No recuerdo hechos racistas en el fútbol hasta hace unos meses con lo de Luis Aragonés haciéndole comentarios a Reyes sobre Henry... la verdad es que me da la sensación que a fuerza de darle voz, se ha puesto de moda lo de los insultos racistas... así de tristes somos a veces... Como si llamarle mono a alguien fuese peor que llamarle hijo de tu maldita madre ó merengón de mierda, no lo comprendo... Creo que a mí me molestaría menos que se metieran con mi piel que con mi madre, la verdad.

En fin, que todo esto me parece una cuestión muy penosa, porque los mismos que llaman negro de mierda a Etoo, jalean a Ronaldo o al que sea. De modo que no me parece una cuestión de racismo, sino de mamonear un poco al contrario. Si mi equipo lo tiene más fácil para ganarle a otro porque consigo descentrar a un jugador, no se trata de racismo, sino de la picardía habitual en el deporte: si tuvieran que llamarle guapetón para conseguirlo lo harían también.

Creo que se trata de una cuestión de marketing y de gente que va a ver un espectáculo en el que quiere tomar parte, aunque ojo, no defiendo los insultos a nadie, sean de índole racista o no.

Pero todo eso son gilipolleces. Cobrando 500 millones de pelas al año limpios, creo que pueden aguantar eso y más.


Y aquí llego a donde quería llegar: normalmente no somos racistas, sólo gilipollas.

De pequeño recuerdo que se nos enseñó un cartel que decía "Muerte a los negros y a los carniceros". El 90% de la gente lo primero que piensa es "¿y por qué a los carniceros?" en lo que se considera una actitud racista. Yo lo pensé así, pero no creo que por racismo. No creo que haya que matar a nadie por el hecho de ser de color (negro). Pero sé que hay gente que lo piensa. Lo que no conozco es gente que quiera matar a los carniceros (tampoco lo comparto), de modo que mi sorpresa o curiosidad creo que no es un signo de que yo sea racista, sino de que sepa que el racismo existe. ¿Cómo lo veis?

También recuerdo todo el mundo decía no ser racista, pero que, claro, nadie lo era hasta que se está en la situación. Como ejemplo se ponía que una familia de gitanos se instalara en tu portal. Una vez más no estoy de acuerdo. No se trata de racismo, nadie tendría problemas en que Rosario Flores viviera en su portal, seguro. Se trata de dinero, de clasismo, de marginalidad, de gilipollez.

Si me preguntan, diré que una familia de gitanos, negros, sudamericanos, rumanos, taiwaneses, marroquíes, chinos, turcos, indios (americanos: cherokees, cheyenes, pieles rojas...), hindúes (de la India)... que convivan respetando las normas básicas de conducta no me dan ningún problema. Ojo, los que no las cumplen me dan los mismos problemas sean de la raza que sean.

Prefiero una familia ecuatoriana que trabaja por un futuro mejor que una vieja cotilla que no tiene otra cosa que hacer que tocar los cojones como vecinos, la verdad.

Y creo que a todos les puede pasar algo parecido, si lo pensáis un poco. Cuando nos imaginamos una familia de gitanos no vemos personas, vemos estereotipos (más o menos acertados), vemos marginalidad, vemos problemas, miedo, boo!! Claro que no me gustaría vivir al lado de una familia estereotípica gitana con cabra y chatarra, pero no porque sean gitanos, sino por la marginalidad de la situación. Tampoco me gustaría vivir en un barrio donde se vendan drogas, y no por eso odio a los blancos (o a la raza que sean los que las vendan).

Se trata, en cualquier caso, de diferenciar bien lo que se supone que no nos gusta de otras razas, que en la mayoría de las veces no es algo exclusivo de ellas. No me gusta el machismo de las sociedades árabes, pero tampoco me gusta el de las sociedades civilizadas; eso que no me gusta no debería llevarme a identificar el problema con la raza.

De igual modo, se habla también de problemas de inseguridad relacionadas con la inmigración, que ha subido la criminalidad porque cada vez vienen más inmigrantes a delinquir. Hombre, una vez más la globalización. Pero no creo que se trate de inmigración, sino que las redes de las mafias (extranjeras y/o propias) se van extendiendo con más libertad. Estoy, por supuesto, en contra de todo tipo de delito, pero una cosa es el crimen organizado, y otra es no dar más opciones que el echarse a robar para sobrevivir. La delincuencia va unida a la marginalidad, no a la raza. Una persona blanca que no tenga trabajo, ni comida, ni un techo, ni opción a tener nada más que su fe en su religión, que me digan si no haría lo mismo. Sobre todo si encima tiene a su cargo alguna boca que alimentar.

Pero bueno, que hijosdeputa los hay en todos los lados y no voy a defender el delito por el delito, sólo digo que si se dieran condiciones laborales justas los inmigrantes y no se les explotase como se hace, a lo mejor todos prosperábamos. Y que todo el mundo que piense que le quitan el trabajo, que piense que el trabajo no es algo que se toma, sino que se recibe. Que piensen en los empresarios que les dan qué trabajos y en qué condiciones, y sobre todo, en que ese empresario está jodiéndole de igual manera que al inmigrante.


No me gustaría dejar de comentar la de chorradas que en nombre de lo políticamente correcto se llegan a cometer. Me refiero a la invención de términos tipo afroamericano que me repatean el hígado. Toda la vida se ha hablado de negros, como negros y ya está, el problema no está en la palabra, sino en el tono, en la actitud. No es lo mismo que hable de alguien como negro con un tono neutro, como quien dice blanco, que lo haga con odio, cara de cabreo irracional y un bate en la mano. Igualmente puedo decir afroamericano como un insulto así que el palabro no vale para mucho. Me temo que la riqueza del lenguaje es una herramienta para saltarse cualquier intento de eliminar palabras consideradas ofensivas y de usar eufemismos para cuestiones que no lo necesitan. El propio hecho de inventar un eufemismo para negro ya implica cierto problema de base, ¿no?


A pesar de todo, tengo que reconocer que sí tengo una pizca de racismo, y es que no soporto a los bilbainos cerrados del Athletic... es algo superior a mí...

; )