Hoy no me puedo levantar

Hoy no se de qué hablar. Y no será por falta de ideas, porque realmente tengo en la recámara algunos temas que me gustaría tratar (vivienda, venta de armas a Venezuela, terremotos en Asia, ley anti-piratería...), pero estoy un poco de bajón.

Será porque el tiempo de nuevo se ha vuelto plomizo y gris tras un arranque de primavera esperanzador, será porque no he dormido mucho hoy, pero la cuestión es que estoy un poco desmotivado.

Supongo que de igual modo que Lestat y sus congéneres se dedicaban a hibernar de siglo en siglo, todos necesitamos un día de esos de frenazo al ritmo diario y descanso (generalmente más mental que físico), y creo que hoy puede ser un día de esos, o al menos un indicador de que en breve vendrá uno de ellos.

Normalmente no me desagradan los días con traje gris, de hecho me gusta mucho el otoño, de modo que tampoco es que me sienta infeliz; disfruto de esa sensación de no querer salir de la cama en todo el día para no enfrentarse al mundo, acumulando calor bajo las sábanas, aprovechando el tiempo para leer ese libro que te han dejado y te da vergüenza no haber devuelto ya. Ummmmm...

Me encantan esos días tranquilos, con sensación de domingo perpetuo, sin prisas, sin tensiones. Esos días en los que la sola idea de sacar el pié de la cama para notar que fuera hace frío te impide sacar de debajo de las mantas algo más que tu apéndice nasal, y sólo lo necesario para respirar oxígeno renovado a cada inspiración.

Esos días en los que te rindes al cansancio y te dedicas a recargar las pilas en un entorno adecuado son geniales. Notas cómo te fluye la energía por el cuerpo en pijama, la pereza se desparrama sobre ti para que no se te ocurra hacer nada más que calentarte un cacao en el microondas y volverte a apoltronar en el sofá (si es que osas dejar esa cama calentita sola y desesperada sin ti).

Sólo faltaría un minino retozón que se acurruque en tu regazo para mantener el calor... y alguien con quien compartirlo.


En fin, un perfecto día de descanso. ¿Cómo sería el vuestro?


P.D: No estoy del todo de acuerdo con Baltasar Gracián, pero trataré de seguir los consejos de Javi alternando parrafadas con posts más digeribles. Al menos hasta nueva orden :)