Otra cagada más en los PPA

Hace unos meses, hablaba de los Premios Príncipe de Asturias y me cagaba en todos los del jurado al decidir darle el premio a un todavía-no-campeón-del-mundo Fernando Alonso.

Era evidente que pretendían hacer el mayor ruido mediático posible porque los premios se han devaluado tanto como un TP de Oro (así Lacen Armstrong les dejó más plantados que un pino), así que, en lugar de buscar a candidatos que los merezcan, simplemente dan el premio a quien consideran con mayor poder mediático y así hacer que los premios existan y no les pase como a Teruel.

Pues bien, este año, otra vez, la cagan con el premio.

Aunque, este año, el premio con el que creo que la cagan es con otro, el de la Cooperación Internacional.

Y es que poner en la misma lista a Nelson Mandela o Rigoberta Menchú a la Fundación Bill y Melida Gates tiene sus pelotas; corrijo, no a la fundación, sino a Bill y Melida Gates, como personas, supongo que sí a cuenta de su fundación...

Que no digo que no hagan lo suyo por el bien de la humanidad en muchas áreas y muchas zonas del mundo, que no digo que no, oye, que seguro que usan bien el dinero que donan / reciben.

Pero lo que no deja de ser una patraña es el tema de las fundaciones en los USA, porque es obvio que el desinterés del señor Gates en éste ámbito contrasta con su actitud de tiburón en el mundo del software (no como Stallman...).

No tengo datos, todo sería verlo, pero me da que la proliferación de fundaciones con nombre de ricos y famosos tiene mucho que ver con desgravaciones de impuestos y campañas de imagen pública y poco con un verdadero interés por el bien común (¿Bill Gates comunista?).

Además, ¿qué gracia tiene donar miles de millones de dólares a una fundación que gestiona tu padre?

¿No es una manera de darte el dinero a ti mismo?

Otra pregunta... ¿los ordenadores de esa fundación usan Windows XP con licencia? Es decir, ¿pagan las licencias de Windows XP con el propio dinero donado por el presidente de Microsoft?

¿El dinero va y vuelve?

Sabía que el dinero era como la energía, que ni se crea ni se destruye, sólo cambia de manos, pero ahora veo que también es como un bumerán, que a veces las manos por las que fluye son las mismas...

Si tantísimo interés tienen en donar, ¿por qué crear una nueva fundación y no ayudar a las ya existentes?

Más allá... si quieres ayudar, ¿por qué no das tu dinero en forma de impuestos gestionados por el Estado democráticamente elegido y no por un ente privado de tu propiedad donde se gestiona el dinero por un tipo puesto a dedo (o por ti mismo)?

1 comentario:

Sirajoyfueraliberal dijo...

Gorka, aquí te paso este meme:

http://sirajoyfueraliberal.blogcindario.com/2006/05/00283-por-que-me-hice-bloguero.html

Un saludo, Coase