Juguemos al Football

A riesgo de repetirme, y a pesar de haber tratado hace nada el tema de las películas de deportes, otra vez tengo que comentar una película que vi hace unos días.

Al igual que la anteriormente comentada Camino a la Gloria, ésta, también es de Disney. Parece que a la productora del ratón Mickey le está gustando esto de buscar viejos hitos históricos y ponerlos como ejemplo a seguir. Ya sabéis, educación privada a través de la televisión, directamente en tu casa.

Si no fuera porque la historia de la peli es real y comprobable, sería absolutamente lamentable por parte de Disney el utilizar este tipo de historias deportivo-épicas para hacerse un hueco en el cine que hace tiempo que no tiene en los dibujos animados.

Esta vez, en Invencible, se habla de la historia real de Vincent Papale (léase Popoli) allá por los últimos años setenta del pasado siglo.

Vincent, vive en una Philadelphia un tanto deprimida por una depresión económica que sólo se intuye, pero que acaba por darle el valor sucifiente para, tras dejarle su mujer debido al mayor interés de Vincent por jugar al football que en buscar un trabajo estable, acabar como profesional en el equipo de la ciudad.

Tal vez no debiera destripar esto, porque la peli se centra en el proceso que le lleva de jugar en un viejo aparcamiento a hacerlo profesionalmente, pero creo que es necesario para remarcar que el tío pasó tantas cosas como para que unos meses de su vida dieran para hora y pico de película.

Supongo que los guionistas lo pusieron especialmente cuidado para añadir todo lo que se espera de una historia así. A saber, una situación demoledoramente desesperada y un tipo que acude a una prueba de un equipo muy en horas bajas con el que un entrenador nuevo pretende devolver la ilusión al aficionado, una mujer (esposa) que se aleja del prota dejando un reguero de falta de confianza, y un arduo camino que se hace más fácil con un poco de ayuda de sus amigos... ah! y la chica nueva de turno, claro... jeje, que siempre viene bien un poco de motivación extra... y un toque romántico a la película.

Bueno, que el prota, Mark Wahlberg, está más que potable en una cinta que tampoco tiene mayores pretensiones que las de contar una historia. Con el resto de actores secundarios poco conocidos o poco relevantes, pasé un rato agradable cuando la ví, pudiéndose calificar de entretenida y que no me defraudó, lo cual, vistas otras, ya es bastante.

Supongo que si no fuera por esas páginas de torrents, que están cayendo como moscas, creo que no habría ido a verla al cine, de modo que eso que he ganado en cultura.

Recomendable para pasar un rato tras tres blufs.

Ahora mismo, tengo para ver Brokeback Mountain, tras haberme tragado, de inicio a fin y sin dormirme, Mentes en Blanco, que menudo bluf, oye. Si los vaqueros gays acaban por defraudarme, estaría bien tener alguna peli en plan Invencible para reconciliarme con el cine.

2 comentarios:

rpaces dijo...

No conocia esta faceta tuya de Critico de cine. jeje..

Seguire atentamente tus recomendaciones, aunque sabes que en este tema no le hago ascos a nada, he visto cada bazofia!!!..

Por cierto si quieres pasar un rato entretenido, de estos que te da igual lo que estas viendo, (Tipo pelis de Van Damme) jeje, te recomiendo una pelicula que a mi me ha gustado bastante, ... y te digo desde ya que es una de las mas fantasmas que he visto..

Mezcla, deportes, aventura, accion, guerra, amor, comedia, y en cierto modo cienci ficcion (Si la ves te daras cuenta por que lo digo)..

Se titula, "Born to fight" "nacido para luchar" para los reñidos con el Ingles.. y no te digo de que va, porque mejor que la veas, jeje..

Ya te ire haciendo alguna que otra recomendacion, para que pases esos ratos perdidos..

Hasta otra ...

Gorka dijo...

Esperaba un comentario de un cinéfalo como tú, que diría Rappel... jejeje

He buscado esa peli que dices en el submundo, y la tienen cuatro gatos... igual me la tienes que rular un día...

Salu2!