Nadie se acuerda, nadie lo comenta

Dado el historial de noticias tristes e injusticias varias que suceden a lo largo y ancho de muchos posts de este blog, puede que estéis pensando en alguna noticia acontecida en algún lejano lugar, perdido de la mano de hank, y del que nadie se hace eco.

Tal vez otro día haga de voz de los silenciados, pero hoy la injusticia se encuentra más cerca de lo habitual, tan cerca que la estáis viviendo todos, tan cerca que atañe a la naturaleza propia de este blog.

Sí queridos amigos, dejando atrás LA noticia de este fin de semana, que generalmente tendría hoy su repercusión (el chino cudeiro tendrá que esperar hasta mañana...), hoy tengo la necesidad imperiosa de comentar lo que todo el mundo ha olvidado, y nadie ha comentado.

Hace 244 posts comenzó la andadura de este blog. Supongo que muchos han pasado, pocos se han quedado, y menos aún lo siguen con cierta frecuencia. Esto se sigue de la cantidad de comentarios recibidos, y de que, tras el boom de visitas propiciado por un intercambio de banners, volvemos a la cruda realidad de las 10 visitas diarias.

¿Y a qué viene este pesimismo?

Será porque uno siente cierta tendencia a hacer balance cuando llegan fechas tan señaladas. Fechas redondas que invitan a la reflexión sobre qué está haciendo uno por estos dominios.

¿Y qué fechas son estas?

Pues nada, que el viernes fue 27 de enero, día en el que se cumplió el primer año de vida de este blog... y tengo la sensación de que sólo lo leo yo :,-(

Image hosting by Photobucket


Así es, hace un año, tal día como el viernes pasado, se comenzaron a aprovechar los tiempos muertos para soltar esta brasa que se ha convertido en diaria.

Y nadie se acuerda, nadie lo comenta.

He tenido suerte al tener el fin de semana para reflexionar, saber qué va a ser de esto el próximo año visto el anterior. Si hoy no hubiese post, ni en los sucesivos días tampoco, podría cerrar esta etapa bloggera de mi vida con la satisfacción de saber que he podido parir, con menor o mayor acierto, un post diario durante un año.

Pero creo que voy a resurgir cual ave fénix y voy a tratar de aguantar al menos otro año más, si es posible, sufriendo el latigazo de la indiferencia a cada post leído y no comentado. Lameré mis heridas cada fin de semana, esperando que el desasosiego no haga mella en mí y que mi madre actualidad me dé suficiente que decir, ya que no me sugerís demasiado (esa desperate) en los comentarios.

Que no os engañe el tono taciturno de este post, en realidad he estado a punto de dejarlo; me salva el hecho de tener post para mañana, y una nueva vida que se abre ante mí y que creo que me dará mucho juego.

Eso sí, no me quedaré contento si no lo digo:

¡¡¡ANDA Y QUE OS DEN!!!

P.D: En realidad estoy feliz, todo ha sido un sano ejercicio literario. A ver si me reaccionáis un poco, leche! :D

4 comentarios:

Javi dijo...

joder, eres un exigente, hay que ser constante

Anónimo dijo...

Venga...vale...yo soy de los que te leen todos los días, pero de los que te comentan poco...:-(
Me voy a poner el propósito de comentarte por lo menos una vez a la semana..a ver si lo cumplo!!
FELICIDADES por el cumpleaños del blog y ánimo para seguir escribiendo!!!

Gorka dijo...

Si es que no hay nada como agonizar para que hablen bien de uno o se generen comentarios...

Ah! y como regalo de cumpleaños me molaría uno de estos.

Salu2

kancerbero dijo...

Pues yo voy a seguir comentando cuando me salga de las narices. Así, por sorpresa. Cuando estés a punto de desfallecer apareceré por aquí dando la brasa.

muahahahaha!