Hipertrola

Debido a mi nuevo status de propietario (aún no me acostumbro, a ver si hablando de ello...), me he metido en varias cosas que te tienes que meter, si es que quieres hacer uso de tu propiedad: luz, agua y gas.

Image hosted by Photobucket.com
Luz, calor, energía...


Debido a no se sabe muy bien qué temas de Iberdrola, el alta de la luz se ha producido en diferentes momentos según a quien pillaras al otro lado del teléfono. Dejando aparte el tema de los teleoperadores y sus subcontratas, que ya hay quien se lo curra especialmente bien con este asunto, diré que el extraño efecto que hacía que el alta funcionase como un intermitente (ahora sí, ahora no...) me parece a mí que tenía que ver con el ITP (índice de tocada de pelotas) del responsable. Si es que estamos en fechas muy malas, que aunque el día 2 sea laborable, aquí no labora ni dios, si es que pido demasiado...

Con el gas debió pasar algo parecido, porque vecinos con luz pero sin gas y vecinos sin luz ni gas comentaron entre sí sus peripecias. Al menos por una vez el sistema fue coherente: todos sin gas.

Claro que por el módico precio de unos 350 euros por el alta (en total) en esos servicios no se entiende demasiado bien cómo te dejan escapar sin darte de alta de una llamada...

En fin, que al final nos hemos podido dar de alta, y ahora sólo toca esperar, de 3 a 5 días laborables para la luz y de 5 a 10 laborables para el gas. Lo que no sé es si esta semana se considera laborable o no, o si el lunes 9 habrá gente de resaca o algo y no se cuenta, vete a saber.

Bueno, la luz te la dan con una llamada telefónica (¿para cuándo un sms con ALTA dni cuenta_del_banco al 110010101001?), pero para el gas, hay que firmar papeles. Te los pueden mandar por correo electrónico (imprimir, firmar, enviar y a correr) o puedes acercarte por una oficina. Nos acercamos.

Está en obras, al lado hay una puerta que encontramos gracias a su brío con estas cosas. El que no tenía brío, ni frío, ni lío era el funcion... digooo el que nos atendió.

Tras tirarse como una media hora con el tipo anterior, entramos nosotros.

- Buenas, que me acabo de dar de alta para el gas y me han dicho que tengo que venir a firmar algo.
- ein?
- Buenas, que me acabo de dar de alta para el gas y me han dicho que tengo que venir a firmar algo.
- ah.

Click, click, click...

Ver a un diestro, con el reloj en la derecha, utilizando con la izquierda un ratón con los botones configurados para un diestro me llevó a pensar en que el tío debía ser un genio del control mental. Dato que se confirmó al ver que el 90% del tiempo se lo pasa esperando a que la impresora termine de imprimir los papeles que hay que firmar. Pues en el 10% restante al tío le dio tiempo de meter la pata y tener que empezar de nuevo el proceso.

Mientras le ponía nombre a las baldosas del suelo, cuatro o cinco personas más me adelantaron por la derecha (como alguno en el promanager de la acb...). Parsimonio González hacía honor a su nombre.

Al final fue firmar un par de copias, quedarnos con la nuestra y a correr.

Así pues, mientras voy y vengo en el autobús de las 8:00/19:15 y el día me cunde dos horitas menos de lo normal, la burocracia administrativa sigue su cauce habitual, a ver si la semana que viene puedo dormir en mi casa...

P.D: Veo que el reto ha sido semi-solventado, pero queda la segunda parte ; ) Mañana la respuesta final.