Hoja de Ruta... como en Israel

Zapatero acaba de parafrasear al imperialista americano, y parece ser que tiene una hoja de ruta, un plan para la pacificación completa de Euskadi.

Image hosting by Photobucket
Hoja-ruteando


Esta noticia me ha alegrado, si es que es verdad, el día. Más que nada porque da respuesta a mi pregunta del anterior post, ¿y ahora qué?

Ante la perspectiva de pasar a la Historia como el líder que dejó morir la planta de la esperanza en la paz, Rajoy parece que ha tomado el bastón de mando y ha cerrado algunas bocas para, de una manera realmente responsable, dejar hacer a quienes les toca.

Aceptar que le toca al gobierno y no a ellos llevar la voz cantante en este asunto es algo que le honra como político, espero que pueda mantener a sus huestes en sus posiciones y no seguir crispando en un momento en el que mantener la calma (en su sentido más amplio) debería ser una prioridad de todos.

Por lo que he podido leer, el plan prevé varias etapas de resolución del conflicto, y eso me parece bien, concuerda con lo que hablaba de dar pequeños pasos, pero intermitentes, para, poco a poco, llegar a un escenario de normalización.

Dar una muestra de interés por la negociación podría ser un gesto favorablemente interpretado y conllevar el cese de toda acción por parte de ETA, no sólo un alto el fuego, sino un alto de actividad en su conjunto, incluyendo extorsión, secuestros, etc, un parón en toda regla.

Y a partir de ahí, la negociación, el plan para llegar a un escenario político normalizado y el establecimiento de una vía para el desarrollo de un proyecto político independentista. Ojo, conocer el camino no significa andarlo, pero si alguien quiere la independencia, debe tener una vía democrática por la que lograrlo. Y antes de que algún liberal poco gustoso de la libertad de expresión me ponga a caldo, diré que no soy independentista, pero eso no quita para que crea que deben poder existir como idea política, igual que todos los demás (sí, incluida la extrema derecha si cumple con la reglas de la democracia y los derechos humanos y blah, blah, blah).

Más allá, estoy de acuerdo de que exista una vía democrática para obtener una forma de gobierno no demócrata. Es decir, que exista una fórmula para convertir el país en una monarquía absolutista, o en un régimen comunista, o islámico, etc. No estoy de acuerdo con todas ellas, pero creo en dar la posibilidad de poder llevar a cabo ese proyecto democráticamente.

Pero bueno, que me desvío del tema.

El tema es que el temido día después, la resaca de la noticia, parece estar llevándose con la cautela, calma e intenciones adecuadas, y esto me reconforta.

¿Le estará afectando la alineación de planetas a Rajoy? ¿Pasarán sus buenas intenciones en cuanto pase el eclipse del miércoles?

Próximo capítulo en su noticiario habitual (gracias, si es este humilde blog :S jejejeje).