Los derechos de autor en el mundo real

El tema de la (mal llamada) piratería se está convirtiendo en recurrente y puede que aburrido ya, pero es que esta vez no se trata de que un directivo de la $GA€ se haya descolgado con alguna declaración brillante, ni de que vayan a subirnos el canon a todos por grabar tus fotos y vídeos del verano en un dvd para tu abuela.

No, esta vez, al margen de la noticia en la que un tal Pablo Hernández afirma que, si bien no es posible meterle mano al usuario internetero por hacer uso de sus chorrocientos megas (a ver si te enteras), el intercambio de ficheros, siendo que se considera ilegal (si acaso, sería injusto, no es ilegal, por ahora, veremos en el futuro...), podría pagar el correspondiente canon a través de las operadoras. Ya, claro, muy lógico, señor, como las operadoras no acabasen derivando el gravamen a los usuarios, noooo, que vaaaaa... como si no lo pretendiera en realidad...

No, digo, esta vez no va de eso. Va de una maravillosa empresa privada, de esas que mantienen el mundo con su fluir de dinero (el dinero se parece a la energía no sólo en que ni se crea ni se destruye (solo cambia de manos), sino que su movimiento genera "trabajo"...) la maraña económica mundial y el desarrollo de nuevas maneras de sacarnos los cuartos.

En este caso, además, se pretende sacar los cuartos a los más pobres, debido a la licencia que tiene una compañía farmacéutica (Novartis) sobre un medicamento contra el cáncer cuyo genérico quiere evitar que se produzca en la India. No lo sabía, pero un gran porcentaje de fármacos genéricos de bajo precio utilizados por los países más pobres se fabrican en este enorme, lejano y desconocido país, de modo que lo que Novartis pretende es evitar que un gran pedazo de pastel en forma de enfermos se decante por el genérico barato en lugar de su tratamiento de 2000 napos mensuales.

Por supuesto, existe la otra cara de la moneda, que las cosas no dependen del cristal con que se mire, sino de a quién preguntes en cada caso...

Invadido por un ferviente deseo de que la salud deje de una vez por todas de ser objeto de negocio, ¿donde quedó el gusto por la ciencia pura de Marie Curie? ¿dónde la satisfacción de contribuir al bienestar de millones de personas? ¿donde el honor del descubrimiento?, me he pasado por esta página para ver cuánto influye mi persona en la pobreza de otros.

Todos sabemos que para que algunos vivamos como vivimos, otros deben vivir como viven, de modo que para que todo el mundo viviera como tú, se necesitarían tantos recursos como X Tierras. En esta página te calculan, en base a tu consumo, esa X que indica cuánto de los demás te llevas.
Obviamente, si hacen falta 3 tierras para que todos vivamos como tú, es que te estás llevando demasiada parte, estas por encima de la media. Si hace falta menos de una, es que estás por debajo de la media, y existe quien se está llevando tu parte, o contribuyes a que otros mantengan la suya...

Photobucket - Video and Image Hosting
... ni tan mal, oye...


Personalmente, me he asombrado al ver mis resultados: 1.8, que me parece realmente poco comparado con lo que puede llegar a sacarse... ¿Cuánto sacas tú?

4 comentarios:

El Tío Rubo dijo...

A mi me había salido 1.5 planetas...

Gorka dijo...

Bueeeenaaaa!

Pese a la tardanza en contestar, decir que viviendo en entornos rurales, cuanto más rural, mejor, menos necesitas que otros no tengan :D

Enhorabuena por el resultado... creo que hay quien tiene resultados de 7 y pico planetas... :S

Salu2!

Anónimo dijo...

2.3 planetas. ¿Será por comer carne dos veces a la semana?.

Manu.

Gorka dijo...

Más que por la carne, yo también lo puse así, puede ser por el uso del coche y no del transporte público, o por coger el avión demasiado a menudo...

Pero no lo sé... todo es hacerlo de nuevo variando alguna cosa para ver si sale menos y tratar de mejorar en eso.

Salu2!

P.D: derrochador... ; )