Un año que pasa otro llegará

Estoy de currelo, aunque no debiera. Me quedaron cuatro días de vacaciones por gastar la temporada anterior, y ahora debería estar en casa, olvidándoos y pasando de todos esos comentarios con los que me abrumáis a cada post.

Pero no.

Estoy de currelo, cagándome en la mala organización del trabajo que me ha obligado a dejar esos cuatro días que podría haber convertido en el doble (desde el 22 al 8 iba a convertir 8 días de vacaciones en 16...) para una entrega en la que no debería haber estado involucrado y que finalmente va a quedar aparcada de mi tarea para esta semana debido a otras más urgentes que se han arremolinado en torno a mí nada más llegar y abrir el correo.

La buena noticia será que, tal vez, la semana que viene o la siguiente me toque ir a cliente, que me pilla más cerca de casa, y encima pillo dietas.

¿Y a qué viene todo esto cuando tenemos un nuevo año entrando y una bomba de ETA en la terminal T4 de Barajas encima de la mesa?

Pues no lo sé, será que esto me toca más los c*j*nes que esas otras cosas.

Aunque, claro, es inevitable pensar en las consecuencias que esa bomba puede tener en la política nacional e internacional.

Personalmente, me parece que no tenemos la suficiente información como para ser objetivos, al menos los ciudadanos de a pié (tal vez algunos políticos tampoco). Se habla de la dimisión del presidente, de las manifestaciones de las asociaciones de víctimas, o de si esto rompe definitivamente las negociaciones para encontrar un camino de resolución pacífica del conflicto.

Bueno, si es que asumimos conflicto como animal acuático, claro, que hay quien opina que de conflicto nada, que esto son unos terroristas sin escrúpulos y blah, blah, blah.

Desde aquí pienso en un escenario posible pero sólo probable, que podría explicar esto desde un punto de vista optimista con la vía pacífica.

Como no se sabe, no sé hasta qué punto las negociaciones estaban tirantes o no, pero el propio Otegi no las da por acabadas, de modo que creo que las cosas iban, lento, pero iban. Creo que es posible que se trate de una vuelta de tuerca demasiado grande, de modo que no descartaría una escisión en ETA como la que provocó el nacimiento del IRA Auténtico en su día. No sé si para tanto, pero tal vez haya "al otro lado", algunos que no quieran salir del estado de violencia, como quienes se niegan a dialogar por sistema "a este lado".

En cualquier caso, es una putada, tanto para la política, como para las familias de los dos desaparecidos en la explosión.

A ver cómo evoluciona la noticia y veamos si el proceso de paz puede salir de este infarto que lo ha dejado en coma. Muchos son los que quieren que el proceso muera, y pocos los que quieren que siga adelante.

Necesitamos un doctor House pero ya... aunque sea para soportar esta semana de trabajo.

2 comentarios:

El Tío Rubo dijo...

No tengo nada que añadir, pero te leo regularmente, Gorka.
Este comentario es solamente porque sé lo que gusta recibir un comentario diciendo estas cosas ^^

Un saludo campeón :P

Gorka dijo...

Igualmente, como habrás notado :D

Salu2!