Mondragón, un pueblo en rebajas

Sí, aunque no viva allí, soy de Arrasate-Mondragón, pueblo que ha saltado a la palestra informativa debido a un incendio provocado por un artefacto incendiario que supongo se les fue de las manos a quienes pretendían quemar un cajero de La Caixa.

Quemar un cajero casi es una chiquillada en un pueblo acostumbrado a celebrar sus fiestas patronales con pancartas de terroristas encarcelados, de modo que el verdadero hecho noticioso ha sido que, esta vez, han tenido que desalojar todo el edificio encima del cajero porque las llamas han llegado a ennegrecerlo hasta el último piso (cinco, tal vez seis).

Esto ha salido en las noticias, pero lo que no ha salido es la repercusión que ha tenido este acto en las rebajas.

- ¿Cómo? - pensará el avispado lector que comprenderá nada.
- Como te lo cuento. - diré yo.

Resulta que al ambos lados de la sucursal atacada, había respectivamente, una tienda de ropa deportiva y una tienda de ropa para bebés.

Ambas tiendas han tenido colas interminables para vender esa ropa que, ahumada como los salmones, no se puede poner a la venta y tenían descuentos de hasta el 70% sobre su precio normal.

Desde las 7:00 am se dice que había gente esperando a hacerse con chandals, zapatillas, forros polares, camisetas, botas de monte, y demás ropa deportiva a nivel serio que se puso de saldo con el ataque.

En la tienda de niños se decía que de manosear la ropa, las manos de la gente acababan negras de ollín y cenizas.

Imagino que una buena lavada hará de solución y que muchas madres hayan visto la oportunidad de hacer su particular agosto en enero a costa de un incendio accidentalmente provocado (notar la sutil perla literaria aplicada...).

Aunque no he podido evitar pensar que si estas tiendas venden todo ese material a precio tan bajo es porque su seguro (y más tratándose de un caso de terrorismo de baja intensidad, kale borroka, etc..) les habrá cubierto las pérdidas y, puestos a tirarla, mejor venderla a bajo precio y eso que te llevas. Vamos, que la empresa privada nunca pierde. No sé si esto es así, por lo que lo comento con todas las reservas del mundo.

Sea o no, parece que a algunos les ha venido bien el asunto, aunque sea para aprovechar estas gangas que no salen en los medios.

Aunque una persona sigue en la UCI a cuenta de las gangas de los demás...