No se descarta ninguna hipótesis

Ayer, en Valencia, un tren metropolitano (que es el nombre oficial del metro) descarriló y se llevó por delante la vida de 41 personas.

Aún no se saben las causas exactas del accidente, aunque parece ser que las investigaciones apuntan a un exceso de velocidad y a una rueda que cedió. Si no fuera tan macabro se diría que el tren, simplemente, pinchó.

Y al perder la guía de la vía, simplemente, descarriló.

La cuestión es que nada de esto sería, simplemente, un accidente más, si no fuera por el hecho de que un puñado de personas han muerto... justo cuando este fin de semana llega el Papa de visita a la ciudad.

Acabo de terminar de leer Ángeles y Demonios, de Dan Brown, y me uno a quienes les ha gustado más que El Código DaVinci. Tiene más ritmo, más acción, y un final muy interesante.

Así pues, no puedo retener a mi cabeza cuando se empieza a imaginar conspiraciones vaticanas y trata de relacionar el supuesto accidente de ayer con la visita papal.

La verdad es que se me hace bastante raro que no haya salido nadie diciendo que es una señal muy clara de que la profecía 300444994 del Nostradamus de turno se va a cumplir y que, tras la eliminación de España y Brasil a manos de los franceses, nos quedan un par de telediarios, no más, en este perro mundo.

No pretendo hacer mofa del accidente, que se me perdone si alguien se ofende, pero no deja de ser curioso cómo aún no se ha esclarecido nada y, a pesar de ello, nadie tenga en cuenta que viene la máxima autoridad de la iglesia a esa misma ciudad, ese fin de semana.

¿Cómo es que no ha salido alguien diciendo aquello de no se descarta ninguna hipótesis? Le he echado de menos, la verdad...

Espera a ver si se empieza a hablar de sabotaje o algo así... buenoooooooo... ZP es el culpable, igual que en su día no lo fue Aznar, supongo.

Al final, probablemente, se quedará en un lamentable accidente por causas imposibles de haber previsto o tenido en cuenta, pero la idea me seducía mucho.

¿Islamistas ensayando para cargarse al Papa con un metro desbocado?

¿Demasiado peliculero quizá?