Lunas Rotas

El viernes tuve cena con las buenas gentes que dejé en mi anterior cambio de trabajo. Aunque en realidad tendría que decir que habría tenido una cena con ellos... de no haber sido por la luna.

A eso de las 21:00 salí de Durango para llegar a eso de las 22:00 al Txoko Piperrak, lugar donde tuvo lugar la cena y a donde debí haber llegado con tiempo suficiente para sacar algo de dinero antes de juntarme con la gente.

Pasando la rotonda de Erletxes, cuyas putas tantas visitas han generado a este blog, me encamino al Txorierri. El cielo tiene mala pinta; no, si tras toda la semana de calores sofocantes, al final vamos a tener una cena pasada por agua... Nada más entrar a la doble vía, empieza a llover, y en poco segundos, a granizar.

Caen granizos como pelotas de golf, no sé si de tamaño, pero desde luego, sí de dureza. Los golpes en el techo me animan a parar en el arcén donde todo el mundo busca ya un hueco.

Veo un puente. Algunos se han parado allí, fuera del arcén y están montando un atasco del copón. Recuerdo que más adelante hay dos túneles, donde guarecerse parece más sencillo, y la gente parece recordarlos también, porque se ponen en marcha.

Para cuando llego al túnel, está tan petado como cuando hay accidentes. Está todo ocupadísimo y no veo donde pararme. Los golpes que he ido recibiendo en el techo me hacen bajar la cabeza inconscientemente más de una vez, madre la que está cayendo.

Llego al final del túnel y no he podido parar, viene gente detrás. En un segundo decido tratar de tirar hasta el siguiente túnel. Varios coches así lo intentan detrás de mí también.

Vamos suave, los golpes son muy fuertes y veo el hielo rebotar en la carretera. Veo que nos acercamos a un camión. Pienso que tal vez me pueda guarecer un poco detrás de él. Los golpes más inquietantes son ahora contra el cristal delantero. Pienso en aminorar, pero veo el túnel a lo lejos y no recuerdo qué hice, pero en ese momento, un golpe al otro lado de la luna resquebraja el cristal.

Dos o tres golpes más resquebrajan en el cristal en sendos sitios aleatorios, esto parece un bombardeo. No sé donde está el camión a estas alturas, pero en 20 segundos tengo 5 impactos en la luna delantera.

Uno de ellos, el último creo, parece un disparo de bala que atraviesa el cristal y lo astilla. Cae algún pedacillo de cristal roto dentro del coche. El espejo interior se descoloca.

Photobucket - Video and Image Hosting
Así quedó, pero peor :S


Llego al túnel y no hay sitio para parar.

Al final aparco al final del túnel, en el arcén izquierdo. Luces de avería.

Rediós, la que he liado...

No sé si fue del camión, que disparó granizo a base de bien, o es que me cayó la gorda (nunca mejor dicho), pero ya no llego a la cena. Joder, a ver qué hago yo ahora.

No sé si el cristal aguanta un viaje de vuelta o se me acabará cayendo del todo o qué. Lo reconozco, soy un iletrado en estas cuestiones... así que prefiero que otros piensen por mí y llamo al seguro justo antes de vaciar la batería del móvil: viene la grúa y vuelvo a casa en taxi.

No hubo cena, hubo un mensaje. Yo envié otro para avisar. Otra cena será.

Lo peor fue que alarmé sin fundamento con una llamada cortada por la vacía batería a quien menos deseaba quebrantar... bueno, y que ahora tengo el coche en un taller de lunas a la espera que les lleve los recibos del seguro que me llevé en el trajín de la grúa, etc...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues, crease o no, la verdad es que la gente estaba preocupada. Alguna que yo me sé sugería que esperásemos a que llegaras para empezar a cenar... En el fondo, son buena gente...

desperategirl dijo...

Menuda odisea chaval. Maldito granizo. A mí me pasó algo parecido un día, creía que se me estaba abollando la corracería del coche por completo. Hasta que no llegué al garaje y vi la chapa sana y salva no respiré. No te preocupes, habrás más cenas, seguro. Y sobre todo habrá más comments en Incomodas Verdades.

Gorka dijo...

Holas :D

la cosa fue que no pude avisar tampoco, con el móvil muerto, ya me diréis...

jejejeje

Buena gente, son/sois, sí, por eso iba, jejejeje

desperategirl, que sepas que no me he librado de bollos en el techo, 6 creí contar ayer, cuando recogí el coche con la luna nueva... pero creo que se van a quedar ahí... que eso ya no entra en el seguro :S

Esperamos esos comments como agua de mayo.

Salu2 a to2!