Dibujos Animados... ¿para niños?

Debido a esta noticia, calificada de insólita por yahoo!, me he parado unos segundos a reflexionar acerca del tema.

Los Simpson, serie que un abogado ruso pretende eliminar de la vida de su hijo, es una de mis series favoritas. Y no hablo de dibujos animados, hablo de serie, en general.

Si bien es cierto que se ha repetido hasta la saciedad, que no acaba de encontrar un mercado en este país y por eso no acaba de encontrar acomodo en otro horario que el infantil, cuando muchos niños lo ven sin entender la mitad de las gracias que tiene, simplemente porque son dibujos animados... Supongo que los padres que no saben disfrutarla, tampoco saben lo que hacen cuando dejan a sus hijos verla.

Y es que hace ya un tiempo que los dibujos animados dejaron de ser cosa de niños para convertirse en un género más, en el que la temática puede ir desde las dulces melodías de Mi pequeño Pony hasta las más morbosas escenas pornográficas del más duro hentai.

A pesar de todo, decía, muchos padres dejan a sus hijos frente a la tele mientras Barny y Homer se emborrachan y cogen el coche, o hablan acerca de cuestiones políticas fuera de su alcance (mítico el capítulo con George Bush padre como vecino de enfrente...) o ven a un ratón sacándole el cerebro por la nariz a un gato y dándoselo para comer mientras una sierra le parte por la mitad, cayendo la masa encefálica al suelo...

Esto, que a mí me resulta de lo más gracioso, puede serlo menos, incomprensible o incluso contraproducente para un niño, pero siempre inadecuado a mi modo de ver. Igual que no se deja a un crío ver programas para adultos (entendiendo como tales desde Redes de Punset hasta la fiesta navideña del Playboy), no creo que sea adecuado que vean dibujos animados que son para adultos.

Image hosted by Photobucket.com
¿apto?


Claro que de ahí a pedir responsabilidades... pues no se... pero estoy de acuerdo en retirarlo de horario infantil, pero igual que muchos otros como A tu lerdo, Akí toma té...


Y todo esto lo digo con conocimiento de causa, porque, poniendo una vez más mis vergüenzas encima de la mesa, diré que aún recuerdo cuando, pensando que íbamos a ver en cuadrilla toda una peli de acción/suspense como En Nombre de Caín, acabamos viendo otra muy diferente...

Imagina a un grupo de aguerridos (pre)adolescentes, que, claro, ha dejado atrás hace mucho a Espinete y deseando mostrar al mundo su hombría viendo una de "miedo", se encuentra con que la película que se echa es...

La Bella y La Bestia

Image hosted by Photobucket.com
Todo un reto.


Ya no recuerdo quién fue, pero alguien (pude ser yo, pero no me acuerdo) dijo algo como:
- ¡A que no vamos!
- Pues venga, vamos.

Y fuimos. Y nos gustó. Porque así debía ser.

Después no me dolieron prendas en ir a ver Aladín, un domingo, a las cinco de la tarde, un sol de justicia y un morlaco de... uy, perdón, que me desvarío... en realidad llovía, pero sí fue una tarde de domingo a las cinco de la tarde... y fui solo.

Al coger la entrada noté algo raro. Allí había mucha gente, pero nadie me quitaba la visión de nada, todo el mundo que pululaba por allí medía menos de un metro veinte. Creo que era el único de toda mi fila que medía más de metro y medio...

Y la vi. Y me gustó.

Ahora veo a menudo películas de dibujos animados, pero no como esos padres que las sufren por sus hijos, ni esos que se las dan de modernos porque les gustan las películas que les gustan a sus hijos. No. Las veo porque me gustan. Porque así ha sido siempre y lo sigue siendo. Los Increíbles, Hermano Oso, Shrek, Mulan, Anastasia... todo un elenco de diversión apta para todas las edades, aunque, ciertamente, a veces tienden a esconder valores típicamente americanos como que el bueno siempre gana, la familia es lo más de lo más...

Este fin de semana vi La Novia Cadáver. Tim Burton me gusta sólo cuando hace este tipo de cine (Pesadilla antes de Navidad, en la misma sospechosa línea, me gustó mucho). Bueno, admito que también me gustó Big Fish, pero odié Batman o la nueva versión del Planeta de los Simios.

En fin, que como experto reputado en dibujos animados, me creo en posición de admirar a los Simpson, pero saber que no son adecuados para niños.

De igual modo, creo que se debería tener más cuidado con lo que se les da a los niños, que no por ser un dibujo animado quiere decir que sea adecuado (en el sentido más amplio de la palabra) para su edad.


En fin, que creo también eso de que lleva su tiempo llegar a ser joven...

2 comentarios:

Sirajoyfueraliberal dijo...

Realmente "rasca y pica" es una crítica mordaz a los dibujos animados para niños que emite la TV.

Yo y muchos más gente también ve peliculas de dibujos animados.

Coase

Gorka dijo...

Hola!

Como va esa reconstrucción de tu blog? Espero poder entrar en breve a hacerte oposición ;) jejejejeje

Tienes toda la razón con lo de Rasca y Pica, pero yo lo veo más como un "Tom & Jerry" llevado al extremo.

:D

Me alegra no ser el único que ve dibujos animados y no se avergüenza de ello.

Salu2!