El rey y Yo

Soy demócrata. Soy republicano.

No comprendo la necesidad de mantener una tradición iniciada en los albores del tiempo cuando, seguramente, los autoproclamados reyes no eran más que tiranos, jefes de pequeños ejércitos que imponían su ley a los clanes cercanos. No hablo de los reyes y la nobleza como se ven en las películas ambientadas en la Edad Media, donde parece que existía cierta simbiosis (yo trabajo tus tierras y te pago un tributo y a cambio de eso me das de comer y me defiendes del cafre de al lado), sino del inicio, cuando los reyes serían algo más parecido a jefes de clanes familiares al estilo de lo que se ve en Los Inmortales (gran película).

Me los imagino dándose de tortas los unos a los otros y estableciéndose cierta sangrienta selección natural, quedando como ganador uno u otro clan según las fuerzas y virtudes de las diferentes generaciones. Si mis abuelos ganaban y perdían casas y tierras con las apuestas, a estos me los imagino de contínua cacería, sin mayor consuelo que saber que tu propio hijo te podría rebanar el cuello por la espalda para quitarte la jefatura del clan... que alegría de tiempos (bueno, esto creo que sigue pasando hoy en día, pero sin cuchillos, que estamos en el siglo XXI). Esta forma de elección del más fuerte aún me parece interesante, ya que al menos el jefe era el más preparado, el mejor; luego se tuercen las cosas, veamos.

En semejante caldo de cultivo a algún iluminado se le ocurre la gran idea: si caso a mi hija (las mujeres de esa época sí que sufrían discriminación...) con el jefe del clan de al lado juntamos los dos clanes en un clan común más grande y más fuerte. Y así, casando y guerreando, se llega a unificar toda una provincia bajo el dominio de un mismo clan... Siguiendo, siguiendo... pues me da la sensación de que un clan no puede poner freno a sus ansias expansionistas y así se crean tribus o pueblos. A estas alturas de la película, gran parte del clan lo conformarán esclavos u otros clanes sometidos a la fuerza del super-clan.

El jefe ya es algo más respetado, establecido, aunque seguro que siguen habiendo luchas internas por la corona entre las difentes ramas de la familia. Me imagino que en cierto momento se establece la herencia del título, más que nada como costumbre, ya que si el hijo del jefe tiene mejores condiciones para crecer fuerte (sin perder por el camino detalles importantes para la lucha de poder como un brazo, un ojo, etc.), solo preocupándose de prepararse para lo que hubiera que hacer para mantener el linaje, se tienen más opciones de ser el siguiente rey. Si al final se repite que el hijo del jefe es a su vez jefe, creo que tiene lógica dejarse de leches y que se establezca como norma. Esto no quita, claro, para que la oposición mantenga sus intrigas por detrás, porque le viene bien que el amo tenga una falsa sensación de seguridad; las luchas directas se convierten poco a poco en sibilinas luchas de poder e influencias.

Si además, a todo esto se une el hecho de que la religión se mete de por medio, ya tenemos el cóctel perfecto: rey por la gracia de hank. ¡Maldita la gracia, oye! Tú me rascas la espalda a mí y yo te la rasco a ti. Algún día hablaremos de la relación tan curiosa que los representantes religiosos han solido tener con el poder.

Así pues, podemos llegar a una situación más propia de una Edad Media peliculera, donde el rey es el rey porque ha nacido para serlo, los nobles son el ojito derecho del mismo (obviando, claro, las luchas de poder, intrínsecas a la naturaleza humana), con los que mantiene el control y utiliza para expandir sus dominios, y el pueblo llano hace lo que puede bajo la opresión del acero y la fé. ¡Viva el poder establecido!

Lo único que le reconozco a las monarquías es el hecho de haberse podido mantener hasta hoy en día, aunque tampoco son lo que eran... jodida democracia... Parece que el virus de la burguesía sólo afectó a la nobleza, cumpliendo su papel de catador de venenos.

De todos modos, no comprendo esas historias de si los reyes son los Borbones, los Austrias o su puta madre, ¿qué sentido tiene? Que alguien me lo explique. ¿Por qué esa necesidad de mantener el linaje en un puesto? ¿Qué más dará que reine Paco I de Albacete que Chencho V de Sevilla? ¡¡¡SI LO ÚNICO QUE VAN A HACER ES APALANCARSE EN EL TRONO!!! Entiendo que la familia implicada tenga interés, ¿¿¿pero el resto del país??? No lo comprendo.

Tampoco comprendo una cuestión de lo más interesante y que no he oído comentar a casi nadie. En España han habido dos repúblicas dos. No entraré a valorar su legitimidad y/o popularidad, porque no las sé (soy víctima del sistema educativo, para mí, la historia acabó en la Revolución Francesa), pero sí sé que ambas acabaron con levantamientos militares, que suelen ser los menos legítimos de los levantamientos (es más legítimo el levantamiento de vaso en barra fija, por ejemplo).

Si nos quedamos con lo más reciente, y pasamos por encima de la Guerra Civil y de unos cuantos años de dictadura (como ya dije, más dura para unos que para otros), pensemos que nos volvemos a encontrar a eso de 1975, con la muerte de algunos por detrás y un futuro a construir por delante.

Si el régimen iba a caer, ¿por qué no se volvió al formato de gobierno anterior? ¿por qué se busca (y se encuentra) un rey? De verdad, si alguien conoce detalles acerca de lo que hablo, por favor, que me lo explique. Entiendo yo que al menos se podía haber instaurado una república democrática y si después, democráticamente, se pide un rey, se busque. Entiendo que el papel que tuvo el rey fue determinante para al buena marcha de la transición, manteniendo a raya a más de uno, pero creo que fue más importante el de Suárez. En todo caso, una vez cumplido con el pueblo, creo que nada le impide retirarse... pero que va... me da a mi que como no le de un mal congénito a toda la familia... Un amigo dice que Froilancito es la gran esperanza para los republicanos.

De todas formas, no es una cuestión de si un rey en particular es bueno o malo, sino del concepto de monarquía, que para mí ya es un modelo obsoleto, injusto y anti-democrático (se mantiene desde tiempos inmemoriales, se hereda sin tener que hacer nada para merecerlo y no se elige, se nace). No pretendo presentar a la familia real a mamam guillotine como, tal vez acertadamente, hicieron otros, pero en una sociedad moderna como la que pretende ser la nuestra, donde el príncipe se casa con una mujer trabajadora...

...que digo yo que en vez de ella por qué no lo dejó él...

1 comentario:

Javi dijo...

Efectivamente Froilancito llegará al trono, si los actuales futuribles ¿¿¿¿¿¿¿¿¿jefes del Estado???????????? no tienen descendencia y la mama de Froilancito delega en su hijo. En ese momento abdicará y empezará la tercera reública. yo soy repúblicano por una sencilla razón: las otras opciones no me parecen LÓGICAS.
SALUD Y REPÚBLICA
¡Himno de Riego oficial ya!