Timofónica & I

Dicen que dicen que dije que dicen que la compañía del Imperio, esa que tras años de monopolio y, según algunos, expolio de recursos impuestos del estado, ese agujero negro público que se convirtió en oro nada más pasar a manos privadas, se ha ganado a pulso el sobrenombre con el que se la conoce.

Dicen que muchos usuarios tuvieron que morir para llegar a donde estamos. Peticiones reiteradas de tarifas planas, bandas anchas a precios decentes, acceso rural a las nuevas tecnologías... mucho ha llovido, y creo que, tal vez por eso, gracias a la lucha de todos los que nos precedieron en el acceso a internet, las condiciones han mejorado.

Tras escudriñas las tentadoras ofertas de Jazztel, Ya, Wanadoo, Euskaltel, Telefónica y demás operadoras, al final tuve que decantarme por la única que tenía cobertura propia en la zona... Bueno, en realidad, las que no disponen de líneas propias te piden un número de teléfono sobre el que poner tu adsl, así que tampoco podía acceder a esa información. Aunque en un negocio al lado de casa, cuyo teléfono está disponible en las páginas amarillas no podría tener acceso a esas ofertas por falta de cobertura... ; )

Así pues, tras el verano y encontrando en las diversas webs que te ofertan la conexión con Telefónica la que no te cobraba ni alta de línea telefónica ni del adsl, y con el router wifi a mitad de precio, me lancé al maravilloso mundo del acceso a internet por internet. Como un robot que se autoprograma, al estilo matrix, internet se autoalimenta de nuevos usuarios.

El viernes vinieron a poner la línea. Yo pensaba que sería sólo el teléfono y que el adsl tardaría un poco más, el clásico mes que se oye por ahí, pero que va, en poco más de media hora, todo estaba puesto y funcionando.

Avisé de que no quería que me instalaran el router, que quería la opción no-me-cobres-nada-más-que-ya-me-las-arreglaré, que ni teléfono (hardware) quería. Total, para meter un cd con el kit autoinstalable y meter los datos de la conexión... pero es que ni eso.

Compañeros y amigos, si alguien está pensando darse de alta con Telefónica, que sepa que lo mejor es que lo pida sin instalación expresa, porque resulta que:

El router viene ya configurado de fábrica con todos los puertos cerrados (salvo el acceso a internet por navegador, el clásico 80) y multipuesto, de modo que es totalmente plug and play. Enchufar, conectar y esperar.

Cuando el led naranja de la derecha (según se mira el router) se queda fijo, ya esta. google.es y para dentro, ya estamos navegando. La chica (la instaladora de la línea era una chica, sí, cómo cambian los tiempos, y yo que me alegro) entró en una página para comprobar algunos parámetros del adsl y dijo que todo ok. Después entré en adsl4ever.com para hacer una prueba y estoy en el 80% del teórico mega que tengo contratado, así de bien.

Le saco la info a la chica de que para configurar el router se puede desde el programilla que te dan en un cd con el mismo o desde consola, si sabes cómo, dijo. Bien. Abro los puertos para que el p2p comience su andadura, que el navegador será lo que menos entre a internet... Fácil, lo que tarda es en conectar con el router, pero bueno, la interfaz es una pijada y se hace todo prácticamente sólo. Puertos TCP, puertos UDP, lo que vayan pidiendo los programas...
Los primeros, claro, son el bittorrent, seguido del emule y he probado el shareza. Un par de pelis después, me acuerdo del zonealarm, a por él. Todo ok. Puertos controlados por router y por firewall. El spyware a raya, todo bien según las últimas encuestas.

Tras recuperar la memoria del pasado, cuando sacaba un extra desde redes ajenas y amigas, una negrura en forma de parche me aparece en el ojo. Me miro al espejo y veo que un pañuelo se me ata a la cabeza. Cada vez me voy pareciendo más a Jack Sparrow, pero con portátil en lugar de un velero bergantín.

Pero luego pienso que es la $GA€ la que me quiere pintar así y recuerdo lo leído acerca de la copia privada, el intercambio libre de ficheros sin dinero de por medio y el software para bajar de internet; que, como el sexo, es mejor si es gratuito y libre.

Así que, tras unos primeros intentos infructuosos, al final logro velocidades bastante decentes entre los tres programas, aunque la mula gana por varios cuerpos de diferencia. Azareus está bien, creo que el problema ha estado en usar .torrents con pocas fuentes o algo así...

En fin, que ahora ya podré postear desde la comodidad de mi casa, mientras la lluvia golpea los cristales y el gato se acurruca en mi regazo en una simbiosis para conseguir calor. Una taza de humeante café, un teclado inalámbrico, y una tele de 26' como pantalla...

Tal vez no sea exactamente así, pero todo se andará...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque ya es un pelo tarde, para que vayas entrando en onda.

Javi dijo...

joer, estas hecho un piratilla,

la mía "furrula" mas o menos al 85% de lo prometido, no está mal

Gorka dijo...

Hola!

Veo que para tener comentarios tiene uno que gastarse la pasta en algo, menuda banda! ; )

Curioso lo del Hablar como un pirata... y sí, Javi, por ahora, el 85% se mantiene en los parámetros de velocidad del adsl, esperemos que nos dure.

Casi hemos venido al mundo a la par, jejejeje.

Salu2!