OMS, modelos y pasarelas de moda

Siiiiiii, que ya sé que el título ya lo dice tooooooodo. Que esta vez no me ha salido ni original ni curiooooooooso. Vaaaaaaaaaaale. Aún asiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiií, leeeeeeeeeeeeeedlo, leeeeeeeeeeeeeeeche.

Resulta que estamos disfrutando de la Pasarela Cibeles de Madrid, donde una banda de artistas metidos a modistos muestras ropajes que no usará nadie.

La noticia es que, este año, la organización de la Pasarela se ha puesto las pilas asumiendo su parte de responsabilidad en los casos de anorexia nerviosa (el apellido se olvida muchas veces, y esto es un gran error), y ha añadido una nueva condición a los castings para seleccionar a las modelos que pasearán por ella.

Esta condición ha repercutido de manera que las modelos más prestigiosas que se acercaban por Madrid estos días han huido en desbandada. Será porque no cumplen con la condición, será porque no quieren verse asociadas a la tan-mal-vista-últimamente, anorexia nerviosa.

Dice la OMS, que para que una persona esté sana, debe tener un índice de masa corporal entre 20 y 25. En un alarde de flexibilidad en favor de las modelos, han elegido el 18 como índice por debajo del cual ya no se les va a permitir desfilar.

El numerito en cuestión se calcula dividiendo los centímetros de altura entre el peso en kilos al cuadrado. Vamos, una cuenta que hasta las supermodelos pueden hacer, o al menos engañar a alguien para que se la haga. Entiendo que las modelos que no han venido voluntariamente es porque no dan con ese 18 que muchos médicos inclinan hacia la anorexia.

Fíjate que estamos hablando de una variación de peso de un 5% hacia abajo de lo que se consideraría sano por la OMS (2 kilos y medio menos para alguien de 50 kilos de peso ideal...). Es decir, la pasarela tira por bajo y aún así, las hay que no van porque seguro que están en 17 ó 16.

Las reacciones de las modelos no se han hecho esperar, digo, ni las de los diseñadores. Se dice que no cogen a muchas porque no les entran los modelitos (nunca mejor usado el diminutivo) que crean los diseñadores, de modo que parece que están tratando de lavar su imagen izando la bandera de la sensatez en este caso.

Lo bueno, al menos, es que otras pasarelas, como la de Milán, han tomado nota y se están interesando por la medida. Yo creo que es necesario a todas luces que no sólo las modelos sino toda persona profesional de la imagen se mantenga dentro de los parámetros de lo saludable.

Photobucket - Video and Image Hosting


De igual modo que no está bien que se exija a alguien que arriesgue su salud por exceso de peso, tampoco está bien que se haga por defecto.

Sobre todo porque hay mucha niña sin criterio que se cree a pies juntillas que su deseo de ser modelo la va a llevar al éxito antes que a la muerte. Las modelos lo son de pasarela, no de conducta, pero eso es algo que se está descubriendo muy difícil de explicar a las jovencitas, y cada vez más jovencitos.

En cualquier caso, seguro que la cosa tiene efectos positivos, pero sólo si no son los únicos que hacen frente a su parte de responsabilidad en el tema. Desde cadenas de televisión que muestran presentadoras esqueléticas (léase Paula Vázquez) o programas en los que se ensalza el físico por encima de todas las cosas (léase A tu Lerdo, Tomates, etc...) hasta una princesa que parece una vagabunda con semejante estética.

Menos mal que las niñas ya no quieren ser princesas que si no...

1 comentario:

Javi dijo...

Gorka, has probado el beta de blogspot, yo lo estoy probando ahora:
http://todoconcursos.blogspot.com/index.html

Está bastante mejorado

si tienes un minuto escribeme un mail, te quiero hacer una consulta como eficiente progratzaile