El Bodorrio III

Ayer nos quedamos justo a punto de dar LA sorpresa de la boda... al entrar al comedor...

Con Gnarls Barkley tronando con su Crazy, toda una declaración de intenciones, levantamos el paraguas que nos tapaba de frente para aparecer con una sonrisa de oreja a oreja y...

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
... con una nariz roja de payaso!


Fue todo un puntazo, y que hizo que la gente despertara del posible apalanque de haber estado esperando algo más de una hora mientras estábamos con las fotos... Dimos una vuelta por entre las mesas, saludando a todos y posando para lo que seguramente serán las fotos más chulas de todo el día.

Una vez llegado a la mesa presidencial, donde en realidad no pasamos tanto tiempo, el altavoz que el MVG (most valuable guest...) de la boda se encargó de no olvidarse. Sí, uno de esos que todos llevan ahora en fiestas y que creo que han prohibido o no sé... creo que al menos allí no hubo problemas con el mismo...

Con el cacharro pude salir por encima de las voces y, desde allí arriba, con voz suave y aterciopelada, solté el speech preparado para la ocasión:

- A veeeeeeeeeeeeeeeeeeeer, se me oye? Bueno, ya veis que esto no es una boda normal, desde la improvisación en la iglesia hasta estas narices, porque queremos que sea una celebración, una fiesta, y por eso, ya habréis visto que hay unas bolsas en cada mesa que no podíais abrir. Pues bien, dentro de ellas tenéis varias cosas con las que amenizar la comida y hacer de esto una fiesta para recordar.

Bueno, o algo así... la cosa es que habíamos preparado unas bolsas con narices rojas como las que llevamos nosotros, gafas de Bartolo, gafas con ojos pintados, matasuegras, collares hawaianos, etc... todo un elenco de pijadas bilbainas al servicio de la comunidad.

Hubo un par de líos con las abuelas, que si van aquí, que si van allí, pero bueno, bien, sobre todo porque, visto que la comida iba un poco lenta y estábamos bastante inquietos, empezamos a levantarnos de la mesa y a pasar por el resto de ellas para visitar a la gente y revisar in situ que todo iba bien, que si que tal la comida, que si que tal el vino, que si a ver si se habían puesto las gafas, etc. Fue genial, sobre todo porque todo iba saliendo genial, todo estaba bien... aunque es lo que se siempre se dice en las bodas, supongo, no sé, nunca hay nada malo en las bodas, joder, sólo faltaba...

Al terminar la comida, otra canción nos acompañó en el corte de tarta... una tarta que no es la que se sirve, claro... pero que da el pego... Seguido, pasamos a repartir el ramo de la novia... a nuestra cuñada, reciente cuñada, que no tuvo la oportunidad de recibir uno antes de su boda. Sí, qué pasa, el ramo se lo damos a quien nos sale de... las flores...
Los muñecos se los dimos a una de las muy pocas parejas solteras que había en el lugar... y es que él comparte profesión conmigo, y ella estaba más nerviosa que Marco en El diario de Pancracia...

Par de fotos con cada uno y pasamos al baile... el primer baile de casados, lo que normalmente es un bals, que en este caso, no lo fue... por supuesto...

Esa primera canción, nuestra canción, fue I finally found someone... de la banda sonora de El amor tiene dos caras... y es que, en una época, tuve mis problemas con los números primos, y ella siempre supo que pese a todo, te sientes de puta madre... y qué coño, que la letra pega con el momento nada más y nada menos que perfectamente...

Fue un momento alucinante, en el que los pocos ensayos en el salón de casa dieron todos sus frutos y quedó algo realmente precioso... alguien, de hecho, me confesó que estuvo a punto de soltar alguna lágrima... y que lo negaría ante un tribunal si fuera necesario... La verdad es que fue genial, simplemente, como tuvo que ser.


Este vídeo recoge la esencia de la peli...


Hasta que tuvo que venir el padrino a romper el baile, hombre, leche, pronto empezamos a marcar territorio, jejejeje

Eso parecía que nos iba a llevar al baile propiamente dicho, pero en esta boda, nada fue lo que parecía que tenía que ser, de modo que, en realidad, y llegando al final del post... efectivamente, la novia, ya mi mujer, se encaminó, al son de una nueva canción, decidida a por una silla...

... pero eso, mañana...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me va a salir una úlcera con tanta intriga!!!

Muy chula la boda..... de esas a las que si vas como invitado, no olvidas facilmente (que es el principal objetivo de todos los novios, no? :))

Bueno, a ver si te das un poco de vida, que cuando acabes de contar la boda y el viaje, vas a tener que empezar con las bodas de plata ;-) jeje

Marta

rpaces dijo...

Genial!!! tio.. cada dia me sorprendes mas!!!..

habra que esperar a mañana.. para saber para que es la silla!! que intriga!!!

Eres un genio!!!

Nos vemos...

Gorka dijo...

Jo, me está quedando que ni Heroes, Prison Break y Perdidos juntos, que no? jejejejeje

:-P

Salu2 a los 2!

javi dijo...

Je, je, que nostalgia, de lo mio hace ya 6 años, nosotros tambien pasamos del valss y optamos por el only you, no decia bastante mas

y tb pusimos una bolsa con chuminadas.

la gente se queda bastante desconcertada, verdad?

hicisteis bien en usar el sentido del humor, hay gente que se lo toma tan en serio que lo convierten en el dia mas estresante de su vida, y eso no merece la pena

Gorka dijo...

Efectivamente, fue como dices...

:D

salu2!