Satán Hussein

Como ya me ha ocurrido en alguna otra ocasión, esta semana voy con un día de retraso, qué le vamos a hacer, mejor tarde que nunca...

Ayer comenzó el juicio contra Saddam Hussein por un total de doce respuestas acertadas, a sentencia de muerte cada una, ¡doce sentencias de muerte!

Esto, que puede parecer impropio de una cosa tan seria, en realidad no pretende más que seguir con la tónica de circo que se está montando en este asunto.

Image hosted by Photobucket.com
Papá Noel? No, Satán Hussein

El hecho de juzgar a un dictador hijodeputa siempre es motivo de alegría, pero cuando se utiliza para tapar la realidad y/o desviar la atención de un país cansado de las mentiras de su dirigente, eso ya es más que grave y serio motivo de preocupación.

Desde un principio, la guerra de Irak fue un espectáculo de fuegos artificiales (nunca mejor dicho) retransmitido por televisión con el que el 70% (por decir un número) de la población de los USA (y tira) se masturbaba viendo a sus soldados invadir un país que no sabrían identificar en un mapa y del que no saben absolutamente nada, ni las Mil y una noches...

Las imágenes de la estatua de Saddam con la bandera americana, o después cayendo fue un intento de hacer ver que era el pueblo iraquí el que se rebelaba contra el dictador y no las tropas extranjeras. Cuando la realidad es que el país estaba acojonado; unos porque no sabían lo que iba a pasar, otros porque sí lo sabían.

Image hosted by Photobucket.com
Árbol vaaaaaaaa !!!

Se vendió la victoria antes de cazar al oso, e incluso después de cazarlo y sacarlo del agujero en el que se escondía, la guerra sigue ahí. Causa decenas de muertos a diario. Hay hostias entre los suníes, siíes y kurdos y ahora se hace la pantomima de aprobación de la constitución iraquí, cuando la realidad es que, simplemente, se ha cambiado el poder de manos de manera artificial.

Claro que con eso, decía, se dejan atrás esas cuestiones acerca de armas de destrucción masiva que supuestamente le daba a Saddam la posibilidad de juzgarnos a todos en menos de treinta minutos. Esas armas que, probablemente, USA le vendió, pero nunca aparecieron. Si esto fuera un juicio justo, habría que juzgar al gobierno americano como cómplice de las matanzas. Si le vendes armas químicas a quien tiene cierta tendencia a masacrar kurdos, creo que tienes cierta responsabilidad.

Ahora se sigue el juego con un juicio que va a ser otra pantomima. El mensaje que se pretende dar es que bueno, mentimos, pero hemos llevado la democracia y la libertad (creo que Push se corre cada vez que oye estas dos palabras juntas, aunque todavía no sabe muy bien por qué) y, además, vamos a juzgar al hombre malo dándole todos los derechos, para que se vea que aplicamos lo que predicamos.

Probablemente sentenciarán a muerte al diablo con cuernos y rabo sin que realmente importe si las matanzas por las que se le juzga son ciertas o no (lamentablemente, lo son), ni si él fue el responsable o no (lo fue, lo fue). Será rápido, para tener lo antes posible la imagen de Saddam muerto.

No será oficial, pero seguro que se filtra o se pierde o lo que sea, pero la acabaremos viendo (no necesariamente en el telediario), como aquellas grotescas imágenes de Saddam lavándose los pantalones en calzoncillos; como un mono encerrado en un zoo, dispuesto a que la gente le mire con esa actitud de malo, malo, malo eres.

Image hosted by Photobucket.com
Así lavaba, así así, así lavaba así así ...

Y todo para formar una cortina de humo y seguir con la campaña mediática orquestada por los que gobiernan el país más gilip... digoooo poderoso de la tierra... ¿Push? Si fuera él quien gobernase...

Rescatando del olvido una vez más la sabiduría de Ismael, qué pena que no sepas repartir tu piedad... no a Saddam, que debería juzgarlo un tribunal iraquí real y no lo que se ha montado expresamente, sino a todas las heridas abiertas que aún quedan en el mundo y de las que se aprovecha.

2 comentarios:

Niha dijo...

De acuerdo que has dicho un número al azar, pero tampoco creo que tanta gente en EEUU se masturbara con la invasión de Irak...

Gorka dijo...

Hola,

gracias por dejar tu huella.

Mi verdad es que por aquel entonces, cuando Aznar prometía que había armas biológicas en Irak y con el 11S relativamente reciente, hasta los demócratas estaban a favor de la guerra.

Por eso pongo un 70%.

En cualquier caso, la sociedad americana es sólo culpable de dejarse engañar por la publicidad que emana de sus dirigentes. El número casi es lo de menos.

:D