5 de Diciembre de 1955

Sólo un mes después de que Marty McFly iniciara una relación poco filial con su propia madre, un hecho marcó el devenir de la Historia. Un acto de valentía supuso el inicio de una bola de nieve que acabaría por despertar la lucha en contra de una de las mayores injusticias de la historia de la humanidad.

Resulta que ese día, según dicen, una persona con gafas se negó a sentarse en la parte posterior de un autobús.

En un momento de lucidez que quedará para la historia, esta persona, mujer para más señas, tuvo una revelación, una imagen en su mente. Se vio a sí misma sentada en el lugar que le diera la gana y no encontró otra razón que una estúpida ley para no hacerlo. La ley, le habían dicho, decía que las personas que fueran mujeres y con gafas debían sentarse detrás, donde ahora todos los escolares se pelean para sentarse y enrollarse lejos de las miradas del resto.

Ella no lo comprendía del todo. Sobre todo porque ya había visto más de una vez a mujeres y hombres con gafas sentarse donde les apeteciera, de modo que la ley parecía estar haciendo aguas por todas partes... y nadie parecía estar molesto por quebrantar la ley y no el sentido común.

Dicen que la buena mujer se sentó donde mejor pensó que iba a ir su culo, y acto seguido muchas personas en el autobús le recriminaron su postura tachándola de peligrosa delincuente, ya que ella se mantuvo en sus trece de no querer sentarse detrás.

El hecho de que llevara gafas probablemente fuera lo de menos, la cuestión más importante debió ser que era de raza negra.

- ¿Y eso que tiene que ver? - pensará algún jovenzuelo perdido del mundo.

Bueno, es que por aquel entonces las leyes que segregaban a los blancos y a los negros estaban a la orden del día. Se sabe que, a pesar de haberse abolido la esclavitud hace muchos años, la comunidad negra era maltratada, humillada y olvidada por la clase política que supuestamente debía velar por sus intereses.

Image hosted by Photobucket.com
Peligrosa delincuente

Ya he tratado el racismo en post anteriores, y este post podría haberlo escrito el propio 5 de diciembre, pero es que hoy, cuando el blanco Beckham podrá jugárnosla en Riazor, cuando el Plus va a acabar siendo el Canal4 (que es el canal donde se suele poner en la tele), cuando vemos gavilanas en pelotas, hoy, Rosa Parks, aquella valiente mujer, ha muerto.

Image hosted by Photobucket.com
Si es que sois de un vicioso...

Es curioso cómo a veces, cuando las leyes y el sentido común de las personas no va por el mismo camino, una persona puede cambiar las cosas. Puede que sea una visión romántica de la vida, de hecho, probablemente el acto no fuese tan detonante y tal vez se tomó como ejemplo en un momento de cambio en ciernes. Eso no quita para que una persona que en su momento fue una delincuente, muchos años después recibiera la medalla de oro de honor del congreso.

Eso no quita para que, si la ley dice que haces algo mal, a veces la ley esté mal.

Image hosted by Photobucket.com
Descanse en paz