Nunca llueve a gusto de todos

Desde el principio del pasado y caluroso verano, se veía venir (y así lo reclamaron muchas voces) que si no llovía en otoño iba a haber una sequía de las que hacen que las ranas lleven cantimplora.

Image hosted by Photobucket.com
Terreno recalificable...


En todo el verano y lo poco que llevamos de otoño ha llovido bien poco, de modo que ya empezamos con el problema de la sequía.

Según se ve, las previsiones hasta enero son bastante poco halagüeñas, y las voces han empezado a levantarse, porque resulta que estamos ante la peor sequía desde hace unos sesenta años.

Las restricciones están empezando a afectar a todo lo que no sea abastecimiento para consumo humano, es decir, que si no es para beber y la higiene personal, no hay agua. Sé de alguno al que no le afecta porque sólo bebe cerveza y se lava bastante poco, pero creo que no cuenta porque además no ha alcanzado aún el estatus de humano.


A mí, la verdad, me parece bien que se mantenga el agua sólo para consumo. Quiero decir que si no hay agua más que para beber, pues que se use para beber y no para regar campos en Murcia o construir urbanizaciones de lujo en la Costa del Sol. El agua como sinónimo de vida, toda, el agua como sinónimo de dinero, ninguna.

Image hosted by Photobucket.com
Agua que no has de beber...


Así de claro y radical. El de la mochila es un mindundi a mi lado cuando se trata de este tema, oye.

Y es que todo esto viene de lejos, de cuando se planteaba el Plan HidroIlógico Nacional en el anterior gobierno, y claro, a quienes beneficiaba aquel plan ahora dicen eso de:
- Con el plan esto no estaría pasando.

Ya, pero es que con ese plan se enriquecen unos, y otros ven salir sus posibilidades de desarrollo de la región por una tubería. El clásico jódete tú pa enriquecerme yo, vamos, el de toda la vida.

Tampoco deja de sorprenderme cómo es que en toda la región este-sudeste del país, conocida por sus calurosos veranos y templados inviernos sea donde más se proteste por esto. Comprendo que es una zona turística, que hay mucha gente que consume agua sin pagarla (los turistas no contribuyen al desarrollo de las regiones, sino al de los hoteles) y que hay que tratar de mantener el negocio. Pero si se trata de eso, de un negocio, no esperes que papá estado te solucione la papeleta, si usas un bien escaso en tu negocio, pues te jodes y lo pagas, como me pasa a mí con la gasolina de mi coche, por ejemplo.

Inciso: ¿habéis notado alguno/a que desde hace unas semanas echamos más euros que litros en las gasolineras? yo sí.

Sigo con el tema.

El estado tiene el deber de proporcionar agua para el consumo humano de sus habitantes. Esto creo que está claro, pero no veo el deber de proporcionarla para regar campos de golf privados o construir chalés que, con toda probabilidad, no ocuparán los lugareños.

Eso ya no son competencias del estado. Que cada cual aguante su vela y todo cerdo su San Martín.

Otra cosa curiosa son los regadíos tan acojonantes que hay por la zona. No llueve como para que todos puedan beber, pero la tiramos por el suelo, literalmente, todo sea para que se mantenga el negocio. No tengo nada en contra de los agricultores, mi abuelo lo fue, mi tía lo es, y creo que es una de las tareas más duras y poco gratificantes del mundo, pero si la climatología no te permite cultivar arroz, porque se necesita mucha agua, pues planta patatas, coño. Si hay sequía y el campo anda jodido durante un huevo de años, a lo mejor es cosa de cambiar de trabajo. A lo mejor te interesa saber qué pasa con el clima, que se viene diciendo desde hace veinte años...

Y la verdad es que no puedo pensar en un agricultor valenciano como lo haría en un castellano o andaluz. Lo siento, pero si hay una prosperidad en la zona basada en la explotación de inmigrantes ilegales, por lo menos ten la decencia de disimular y no protestar por el agua que no tienes y págala con el dinero que esa neoesclavitud te reporta todos los meses.

En fin, que me repatea las pelotas que se proteste porque el negocio en torno al agua esté sediento mientras las personas tenemos (por ahora) la necesaria para vivir.

En otras zonas, subsaharianas por ejemplo, no tienen ni para beber, y nos la pela... en otras, la que tienen no se puede beber, y nos la sigue pelando...