Una auténtica pena

Ayer fue un día negro para quienes, como yo, amamos el deporte del baloncesto, que diría Michael Jordan...

He hablado alguna otra vez acerca de lo que el club de mis amores hace por este deporte. Si hay un club que se preocupa de la cantera y de promover el desarrollo de jugadores, ese es el Joventut, de Badalona. Nunca he estado allí, pero esto seguro de que, como dicen, es una ciudad que vive por y para el baloncesto, ese BA-LON-CES-TO del que hablaba Pepu hace unos meses...

Ayer, en la capital del reino, un club de cantera se enfrentó a uno de los dos presupuestos más grandes de la liga. Nunca me cansaré de repetir que no puedo odiar más a un club que se dedica a (mal)gastar el dinero que el fútbol le proporciona. No es necesario una millonada para hacer un buen trabajo, pero hay equipos, como el puto Madriz, que se dedica a expoliar de otros equipos a jugadores para desaprovecharlos.

La lista de jugadores que han salido de la cantera del Joventut no es corta, de hecho, es casi como la lista de jugadores que se lleva de cualquier otro equipo a base de talonario el Madriz.

De entre todos ellos, quizá el ejemplo más sangrante sea el del pobre Mumbrú, un alero fuerte con un buen tirito exterior que salió del club badalonés para hundirse en el Madriz, volvió, recuperó se juego, y se volvió a ir... al Madriz... donde ha vuelto a perderlo... pobre capullo...

Con lo bien que les iría a Mumbrú, incluso a Raúl López si me apuras, si se quedasen donde se valora y cuida como jugadores de baloncesto y como asalariados mercenarios. Comprendo que el poderoso caballero es don dinero, pero no es menos cierto que el dinero es un buen servidor, pero un mal amo. Ejemplos de jugadores que han vendido sus carreras deportivas al mejor postor y han acabado por no ganar nada tampoco es manca (menos que en fútbol, en basket los contratos son mucho más cortos)... aunque es cierto que Stockton y Malone se quedaron en su equipo de siempre sucumbiendo en su penúltima oportunidad ante los Bulls de un rejuvenecido Jordan (pedazo de tiro en el séptimo partido, una deidad hecha persona, aaayyyyyyy).

Y, qué narices, si te vas, vete a lo grande, no dejes el Joventut por las migajas del Madriz, vete directamente a la NBA. Por suerte, aún podemos disfrutar de Rudy Fernández, el alero nacional más completo se pongan como se pongan Navarro o Jiménez, que se acabará yendo a la mejor liga del mundo. Creo que Rudy sí ha comprendido que como en casa en ningún sitio, y que nadie va a velar por su juego como en Badalona.

Se irá, a la NBA, cuando él quiera, y nos alegraremos por él, por que le vaya bien. Porque sabemos que detrás viene otra figura, otro animal de la cancha que con sólo 16 años ya entra en las rotaciones y el año que viene acabará siendo el base titular, Ricky Rubio. Este me da más miedo, pero si lo cuidan, puede ser un auténtico crack. Espero que los cantos de sirena, si no ya del Madriz, del Barsa, que le pilla más cerca de casa, no lo malogren.

Sabemos que también se irá, a la NBA, cuando él quiera, y también nos alegraremos, por que le vaya bien. Pero Ricky, por favor, no te vayas al Madriz por dinero...

Coño, imaginad un equipo donde estuvieran Mumbrú y siguiera Raúl López... sería cojonudo, por Marcelinho Huertas y tal vez Flis... con Rudy, con Ricky, con Gaines, Barton... más que decente...

Ayer fue un día negro en el que una vez más el dinero y el arbitraje raro a veces echaron por tierra las ilusiones de todos los verdinegros. Y como el Barsa la lió en Vitoria, nos quedamos sin Euroliga el año que viene, pero da igual. Somos un equipo que disfruta de ver a sus jugadores, no de ver a su equipo ganar (que también).

Cuando la gente sigue a un equipo que gana, olvida a sus jugadores cuando pierden. Eso no pasa en el Joventut, tal vez por eso quienes se van, acaban siempre volviendo.

¿Hay algún pivot de 2'10 jovencito que quiera a aprender a jugar a basket? Pase por el despacho del mítico Jordi Villacampa...