Nessum Dorma

Segundo día de la semana, y segundo post sentimental... y, bueno, esta vez, incluso sensiblero...

Desde hace unas semanas nos hemos venido riendo en casa de los diferentes frikis que se han presentado al concurso de Cuatro FactorX. Pese al título, poco tiene que ver con actuaciones porno, y sí con nuevos cantantes. El casting, con gente de todo pelaje haciendo de las suyas, ha sido mejor que el programa en sí, pero bueno, se conoce que el formato viene de las islas británicas, donde, ayer, he descubierto algo alucinante.

No pude reprimir enviar un mail a los más allegados (o no) y en él comentaba que ... el tío es feo como él sólo, pero si esto no os emociona, es que no tenéis alma....

No se me ocurre nada más adecuado a lo que Paul Potts hizo en el casting. Odio poner enlaces a vídeos que acabarán por no estar ahí, pero esto merece una excepción:


Joder, los pelos como escarpias... y los de la cabeza también...


Tras ver esto repetidas veces y emocionarme más a cada una de ellas, no he podido evitar indagar un poco más. Resulta que el tío es un vendedor de móviles de poca monta, tímido, encerrado en sí mismo, y he visto que acabó ganando el concurso... adivinen con qué canción:


Y a mí que me gustó más la primera...


En fin, que me he hecho polpotsiano, aunque la verdad es que un tal Puccini tiene algo que ver en el asunto... tal vez con otra canción no habría sido lo mismo, tal vez, pero el tipo acertó de pleno con ella en el casting... y los que se la dejaron para la final.

Olé tus pelotas, Paul. Y las de Puccini al componer semejante maravilla.