De niña a mujer

Al estilo de la Zarzuela, aquella que decía algo acerca de una morena y una rubia, hoy, dos noticias se agolpan a la entrada de este blog para ver quién gana y sale.

Como casi siempre en estos dilemas, cuando uno no sabe decidir por una opción u otra, lo mejor es tirar por la calle de en medio y tratar de conciliar ambas de manera que puedan compartir espacio (y tiempo) en un único post.

La primera, que es la que iba a perder seguramente, pero que no quería dejarla de lado, hace referencia a la sentencia que ha salido en contra (las sentencias son en contra del acusado o a favor de la víctima?) de un marine americano.

El buen soldado se fue más allá de sus conocimientos geográficos para caer en las desérticas tierras del Irak bélico. Según la sentencia, este buen samaritano que fue a llevar la democracia y los McRoland´s a las pobres gentes oprimidas por el malvado Sadam, violó y asesinó a una niña de 14 años y, no contento con ello, se cargó también a sus padres.

El muy hijo de la gran puta (con todas las letras), se ha declarado culpable para evitar la pena de muerte (en este caso no sé si habría sido pena, pero bueno, nos mantendremos en la posición de no a la pena capital). Aunque la verdadera cuestión no es si lo hizo o no, porque desde el momento en que se declara culpable para evitar un castigo mayor, mayor debiera ser el castigo, por intentar aprovecharse del sistema, pero bueno, a lo que voy, que lo verdaderamente jodido, es que alguien se aproveche de su posición de poder para sacar a relucir los peores instintos.

Al final, 90 años de cárcel, cadena perpetua. Si ya hubiera sido grave normalmente, me pone de más mala hostia que lo haya perpetrado un militar. Jodiendo a quien se supone que vas a ayudar, di que sí.

La segunda noticia, que hila con la primera sólo en que la protagonista es una mujer (el marine es el culpable, la protagonista verdadera es esa pobre niña de 14 años). En Francia, cuna de revoluciones, decapitaciones y Laetitia Casta, una mujer, por primera vez, va a ser candidata a la presidencia del país.

Otra muestra más del poder emergente de las mujeres en el mundo, Segoléne Royal, que así se llama la protagonista de la noticia, ha sido elegida en su partido (el socialista, claro...) como candidata y posible nueva presidenta del país de Astérix.

La idea no parece imposible, dado que se prevé un ascenso de los socialistas tras el último descalabro (cuando las cosas están fatal sólo pueden empezar a mejorar...) y hay quien opina que el espaldarazo puede ser suficiente para hacerla presidenta.

La buena mujer, madre de cuatro hijos con el primer secretario del partido sin estar casados y nacida en Senegal, puede ser quien haga morder el polvo a Nicolás Sarcozy, conocido de este blog por aquellos incidentes ocurridos en París...

Tal vez la niña de 14 años hubiera podido llegar a ser presidenta de su país, aunque probablemente no. Tal vez la habrían violado y asesinado igualmente si no se hubiera derrocado a Sadam. Tal vez. Ya nunca lo sabremos.