Atlético Despropósito

Hace ya unos meses, qué alegría da hablar en términos de meses en esto de los blogs, que muchos son los que empiezan y pocos menos los que se abandonan. Decía que hace unos meses hablé de un tema que entremezclaba el deporte profesional con el derecho en forma de un jugador de fútbol que, tras no llegar a un acuerdo de renovación acorde a sus pretensiones, intentó marcharse al eterno rival (y vecino) por la vía rápida, sin pasar por la salida ni pagar la cláusula de rescisión: el caso Zubiaurre.

El tal Zubiaurre es un chaval salido de la cantera de la Real Sociedad con pretensiones más atléticobilbaínas (si semejante palabro cabe en la mente de alguien...). Conocida es mi aversión al equipo de Bilbao, más por sus gentes que por el propio club, pero en este caso fallaba en favor de la Real, cosa que ahora sigo manteniendo.

Ha salido lo que parecía la sentencia definitiva, que deja en 5 los 30 millones de euros de la cláusula de rescisión del futbolista. Parece ser que va a ser pagada a medias entre el Athletic y el jugador (éste con el dinero que el propio Athletic le va a pagar, de modo que al club vizcaíno le sale barato...). Recordemos que se trata de un lateral de mucha proyección, internacional en categorías inferiores, creo, y que va (iba) para buen jugador.

La Real, en cualquier caso, opina que se le debe pagar la cláusula entera, dado que el jugador aún tenía contrato en vigor, y ha recurrido hasta el Supremo, nada menos. El Athletic quiere que sea el jugador el que pague y salirse de rositas, y el jugador sólo quiere que le dejen jugar.

La mayor novedad, TÓCATE LAS PELOTAS!, es que es el Athletic, el club ladrón, el club que intentó aprovecharse del jugador, quien ha decidido romper las relaciones con la Real.

TIENE C*J*NES LA COSA!

Desde el robo de Joseba Etxeberria, por 500 de los antiguos kilos, las relaciones no han sido del todo fluidas, pero que encima ahora, tras otro intento de robo, es el ofensor quien se ofende ante la defensa del ofendido.

Otra muestra más de por qué son tan gilipollas en este mal llamado club de fútbol...

La presidenta en funciones, que lo será, según creo, hasta que haya nuevas elecciones aunque ella no fuera elegida, ha declarado literalmente que hasta aquí hemos llegado, como si la Real no pudiera defenderse de los ataques de su vecino más rico.

Una vez leí que si alguien te dice que 2+2 son 5, puede intentar razonar y corregirle de su error, pero que si te dice que 2+2 es un elefante, no tienes nada que hacer. En este caso, a mí me parece tan surrealista la actitud del Athletic, que intentó pescar en río revuelto cuando no estaba clara la situación contractual del jugador, que estoy viendo un elefante saliendo de Ibaigane.

Lo curioso es que cuando todo el mundo odia a Lamikiz por su nefasta gestión (lástima que no hubiera seguido hasta que bajara a segunda...), ahora todo el mundo está a favor de que una de sus cagadas (recordemos que fue él quien presentó al jugador, sin haber firmado contrato siquiera...) y de una presidenta que estaba en su consejo de administración.

Photobucket - Video and Image Hosting
Adivínese quién es Lamikiz


La presidenta ya me parecía que tenía cara de lerda, pero con estas declaraciones ha hecho buenas aquellas palabras de Groucho Marx:

Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente

6 comentarios:

Emilio dijo...

Hombre, yo en este caso no soy muy objetivo, cuando está de por medio el Athletic nunca lo soy :). Reconozco que los dirigentes del Athletic en este caso (el de Zubiaurre) no han estado muy brillantes (por decirlo suavemente), pero lo de la ruptura de relaciones se veía venir tarde o temprano. La directiva del Athletic estaba un poco quemada desde que la Real se llevo a Imanol Agirretxe del juvenil del Athletic, es más creo que el tema Zubiaurre podría ser una especie de venganza (opinión subjetiva totalmente).

Por otra parte, estoy casi seguro de que si la plaza del Athletic en este caso la ocupará cualquier otro equipo el caso se hubiera resuelto sin problemas hace una eternidad, pero bueno...

Gorka dijo...

Sí, ya sé que no eres objetivo... yo tampoco...

En mi opinión, el atlético debería haberse quedado quieto hasta ver cómo estaba la situación del jugador y NUNCA haberlo presentado sin firmar el contrato...

Lo que comentas del "Aguilutxo" pasa todos los días, Cesc al Arsenal, nosequien al Madrid B... y el Athletic lo hace tb, mira el chaval de Osasuna... el Martínez ese...

De lo que estoy seguro es que esto no se lo haría el Athletic a un Madrid o a un Barça...

Salu2!!!

Anónimo dijo...

Partiendo del punto de vista de que el fútbol me toca las narices (algunos equipos más, otros menos, pero todos algo), yo aquí estoy a favor del jugador, lo que implica estar a favor del Athletic, pero eso es secundario. ¿Por qué?. Supongamos que yo me largo a otra empresa y que mi sueldo es x. ¿Debería pagar 10x por dejar mi antiguo trabajo?. Pues no. ¿Que el Athletic ha hecho las cosas sin cuidado, que Lamikiz es un paquete, que lo de romper relaciones es una chorrada (el motivo no es que se le crucen los cables a la presi, sino que van a recurrir la sentencia, intentando que, mientras, el mozo ese no juegue, que eso es venganza. Lo que no quita que la ruptura de relaciones siga siendo una bobada, pero bueno) y que el abuelo se pincha?. Pues sí, pero hay que tener en cuenta que, si nosotros estuviéramos en la situación del jugador, si tuviéramos claúsulas de rescisión, sobre todo de varias veces nuestro sueldo, tendríamos que estar atados a una hasta que le apeteciera, con las condiciones que quisiera. "Te pago mil duros al año. ¿Que no te mola?. Vete: tu claúsula de rescisión es de cuarenta mil millones. Págala y te vas". No olvidemos que las claúsulas de rescisión son ilegales, independientemente de que se acepten al firmar. Por eso apoyo al jugador, que no al Athletic, y por eso creo que la Real se está pasando un güevo, no sólo porque exige un pago ilegal, sino porque quiere impedir que el jugador ejerza su "derecho" al trabajo (sí, derecho es. En fin). Lo del Athletic me da igual, pero imagínate que tu anterior empresa te persiguiera por los tribunales para que le pagaras una millonada y, además, te impidiera trabajar mientras no le pagaras. Por eso creo que la Real ha sacado los pies pero que muy fuera del tiesto.

Y perdón por la extensión del mensaje, pero es que uno se emociona...

Gorka dijo...

No estoy de acuerdo, aunque me encanta la longitud de tu... post!

El trabajo de un futbolista no se puede considerar como tal a todos los niveles, te pongas como te pongas.

Con un sueldo que está unas 20 veces por encima de la media del mileurista medio, no me parece de recibo aplicar los mismo términos de protección del trabajador. Máxime, cuando son los propios jugadores quienes asumen esas cláusulas de rescisión; siempre pueden pasar de ellas e irse a otro equipo que le dé una menor, pero es no es el asunto.

El verdadero asunto es que el jugador ha empleado malas artes para irse de un club con el que tenía contrato en vigor. Si se hubiese dejado de cantos de sirena que seguro le echó el Atlético de Bilbao, y hubiera terminado su contrato, esta temporada habría sido libre de irse libre a donde hubiera querido. Claro que el Atzetik le ha dejado con el culo al aire...

Puede que lo de la Real sea una venganza, pero para que ésta exista, debe haber una ofensa previa, y esa existió.

El jugador lo ha hecho fatal, el Athletic lo ha hecho fatal, y la Real sólo se defiende...

Gracias por el comentario, y salu2!

Emilio dijo...

Joé Gorka, estás encendido XDD...

La realidad es que te pongas como te pongas, los futbolistas son trabajadores y se les debe tratar como tal. Es cierto que cobran más pasta que el trabajador medio (ese no era el caso de Zubiaurre que tenía sueldo de la Real B) pero también los clubes generan más dinero que cualquier empresa media, es el mismo caso de cualquier trabajador pero elevado a la enésima potencia. No te acuerdas del caso Bosman (libre circulación de trabajadores en la Unión Europea), el tio denunció el trato diferente que había entre los trabajadores de otros gremios y los futbolistas, y le dieron la razón.

Sigo pensando que el Athletic ha hecho las cosas mal (o muy mal si prefieres), pero, como comenta el chico de arriba, la Real se está ensañando con el jugador, y eso tampoco me parece de recibo.

Gorka dijo...

Hola, tron!

Esto está que arde, ON FIRE!

Entiendo lo del caso Bosman, fue algo revolucionario, pero pensemos que un futbolista nunca es despedido (si acaso, apartado del equipo, invitado a irse a otro equipo, o esperan a que termine el contrato), y con el sueldo que se levantan, no me parecería bien que, en caso de despido, les pagaran también los clásicos días por año trabajado etc.

Me parece que los deportistas de elite debieran tener su propio régimen, como los autónomos.

En cualquier caso, que ese es otro tema, la venganza, ensañamiento si queréis, por parte de la Real, me parece justificada.

Ah! y las cláusulas no van relacionadas con el sueldo del jugador, sino con su valía en el mercado. El problema no es que el jugador deba pagar esa cantidad, sino que su nuevo club la pagará por él, si es que cree que merece la pena, claro...

En fin, que no me bajo de la burra, Atletik sucks! y Zubiaurre más, por gilipollas.

La Real bastante tendrá con no bajar este año... COMO EL ATLHETI!!!!! JUA, JUA, JUA!

:P

Salu2!