Víctima de un Acoso Sexual

Este fin de semana he sufrido el impulso irrefrenable de un ente femenino que me ha acosado sin descanso día y noche.

Esto que puede parecer algo a priori interesante para un hombre(?), a mí me resulta de lo más inconveniente. No es que me asuste que la otra parte tome la iniciativa, me sentiría halagado en otras circunstancias, pero es que lo nuestro no puede ser.

Tengo que admitir que a veces me lo he tomado con humor, incluso he podido caer en cierto flirteo, pero siempre en plan coña y sabiendo que las cosas entre nosotros son imposibles.
Más que nada porque encima está emparentada con mi novia y convivimos los tres bajo el mismo techo los fines de semana. No me parece plan.

He tratado de hablar con ella, pero no me hace caso, no atiende a razones. Debe de haber algo en mí que me hace irresistible a sus ojos, sobre todo cada ciertos días del mes, no sé si me explico. Parece que en ciertos momentos pasa de mí como si no existiera, pero otros, cuando saturno se alinea con neptuno y las ninfas están en cuadratura con el número PI, me vuelvo su objeto de deseo, como ante un animal en celo.

Y tampoco me parece plan dejarme caer en ese juego. Ahora te busco ahora te repelo, no puede ser...

El viernes por la tarde fue particularmente obsesivo. Me seguía al cuarto cuando iba a cambiarme, a la sala cuando iba a ver la tele, al baño, a la cocina. Contoneándose, esperando que cayera en sus garras y la poseyera allí mismo. Creo que ese día tuve pesadillas por la noche.

Y no es que tenga mal tipo ni nada, se puede decir que tiene una buena constitución ósea y cuida su alimentación. Hace ejercicio, sobre todo salto de altura y longitud, lo cual mantiene en forma sus músculos.

Pero no puede ser.

A veces la empujo para quitármela de encima. Le cierro las puertas tras de mí, le digo que me deje en paz, pero nada funciona.

Sé que a los pocos días se le pasará y volveremos a la rutina habitual de justo saludarnos cuando nos encontremos, pero el fin de semana ha sido horrible.

Y no se corta a la hora de pasearse desnuda delante de mí cuando mi novia está en casa, creo que trata de provocarme, pero no pienso caer.

Lo nuestro es imposible.

Image hosted by Photobucket.com
Esta es mi acosadora... Sally