Martes y 13...

... ni te cases ni te embarques...

Para el que no se haya dado cuenta todavía, hoy es martes y 13, septiembre, 2005. Hoy puede ser un día nefasto. Por nada especial, por todo en general.

Debido a la importancia de la fecha de ayer (gracias a quienes desinteresadamente me han hecho llegar felicitaciones para ella) dejé de comentar que el domingo fue 11-S... cuatro años ya...

En todas las efemérides que ocurren tal día como hoy el tema de las torres gemelas eclipsa a todo lo demás. Tal vez no porque sea lo más grave acontecido en tan aciaga fecha, pero sí, desde luego, es lo más cercano.

Cada vez que pienso en aquella tarde, sábado, creo, porque estaba viendo el telediario (al final acabamos viendo todos los informativos a la vez en diferentes teles), no puedo evitar pensar en lo que ha cambiado el mundo tras esta acción (de guerra, añadiría yo).

Después de un buen mandato de Clinton (dicen que ha sido un gran presidente, no lo sé, eso dicen), con el pelotazo del señor Push y la bajada de pantalones de Al Gore, el partido demócrata al completo y de todo el país, que hace más caso a las cadenas de televisión que a los propios resultados, se veía venir un plácido mandato en el que todo el dinero invertido en la campaña iba a ser devuelto a las empresas en forma de favores. Esperaban tener demasiados problemas, iban a centrarse en su país y dejar que el mundo se muriera sólo, centrarse en su economía, huir de los escándalos y de las decisiones polémicas. Tratemos de no llamar la atención, simplemente, sigamos nuestro plan de hacernos (más) ricos, que nos lo hemos ganado.

Pero llegó el 11S...

Push, que se había pasado la mayor parte de su mandato en su rancho de Texas antes de la masacre (en Washington se aburría el pobre, como eran otros los que gobernaban, para firmar papeles valía con estar de vacaciones en su rancho). ¿Alguien no ha visto lo que estuvo haciendo durante más de un minuto cuando le dijeron que el país estaba siendo atacado?

Ved Fahrenheit 9/11 y lo veréis... el tipo se estuvo un minuto largo con un libro para niños (estaba visitando una escuela) escuchando lo que decía la profesora... vamos, nada. El país está bajo un ataque extranjero y el tipo ni se levanta... muy bien... hasta que alguien le dice lo que tiene que hacer, simplemente, no hace nada.

De lo que no cabe duda es de la capacidad de su equipo (de la suya tampoco, pero en otro sentido) de convertir el problema en algo de lo que sacar tajada. Tajada política (nunca habría ganado las siguientes elecciones), tajada económica (que nadie dude de que si no es por el petróleo será por la reconstrucción, o por hacerse con un fiel sirvient... digoooo aliado en una zona estratégica), tajada moral (todo vale si se pone la tragedia como excusa) y tajada histórica (los logros en el mundo no suelen hacer mella en la historia o, al menos, no tanto como las guerras y las luchas por la libertad).

¿Y el mundo es mejor ahora de lo que lo era hace cuatro años?

Mejor entendido como más seguro: No, recordemos después el 11M, 7J...
Mejor entendido como más libre: No, las libertades civiles se recortan y en Irak todo el mundo está en amenaza de muerte.
Mejor entendido como más rico: No, a pesar de hacer tímidos esfuerzos de condonación de deudas de las que ya me hice eco, las cosas siguen igual, la desigualdad gana.
Mejor entendido como más justo: No, si no bastase con la desigualdad económica, las grandes multinacionales mandan y sólo se globaliza en un sentido (lo mío es mío y lo tuyo también). Además, sigue sin encontrarse a los responsables, las causas judiciales están más paradas que José Manuel (Parada) y las reacciones ante otras catástrofes se ha demostrado muy deficiente.

Lo que ha mejorado son estas, cosas, aunque no lo parezcan... aunque no sé si esto viene influido por el 11S...


Ayer leí que Hollywood ha dado por finalizado el plazo de tiempo que se habían dado como cuarentena para dejar curar las heridas y se va a abrir la veda para todo tipo de documentales, películas, etc con temas relacionados con el 11S. Se habla de una película sobre el avión que se estrelló en un descampado porque los ocupantes se negaron a ser utilizados como en los otros dos. Pensando que iban a morir igualmente, se dice que se rebelaron e hicieron estrellar el avión en una zona en la que le daño causado fuese mínimo.

Se abre una nueva vía de ganancias millonarias... lloremos y paguemos...