Brasil, sueño dorado

Una mítica y lamentable película de Martes y 13 mostraba a ambos personajes en una cárcel soñando con las playas de Brasil y cantaban una canción igual de lamentable que tenía como estribillo el título de hoy.

En su día, hasta El Dioni se fue para allá. Algo debe de tener de bueno ese país para ir.

Image hosted by Photobucket.com
Es bonito, ¿no?


Resulta que, por otro lado, y lejos de las maravillosas playas y el sambódromo (o puede que incluso dentro de él), bajo el pan de azúcar hay un chiste que refleja una realidad mucho más presente de lo que somos normalmente conscientes. Dice así:

Un tipo en un bar comenta asu amiguete:
- Joder, he estado de vacaciones en Brasil y allí sólo hay putas y futbolistas.
Otro tipo de dos metros por dos metros se acerca y le dice:
- Oye, que mi mujer es brasileña.
El primero, viendo la que se le viene encima corrige:
- Estoooo, ¿y en qué equipo juega?

Esto, como decía contiene una verdad bastante lamentable también.

Ayer vi un reportaje de investigación bastante chulo en Antena3, que ahora que ha cambiado de gobierno parece menos mala.

Resulta que desde la playa de Copacabana hasta la más recóndita Fortaleza (una ciudad más recogida), la prostitucion invade al turista más allá de lo imaginable. Desde alquileres de hamacas chica incluida hasta taxistas con books de fotos de amigas prostitutas. Chicas relativamente jóvenes, jóvenes y muy jóvenes, hasta llegar a niñas, se ven abocadas a la prostitución para sacar adelante a sus familias y, en muchos casos, hijo/as.

Polícias que velan por la seguridad del turista en según qué zonas, donde por 6 euros se venden cuerpos y almas al diablo que se pase por allí; gente habitual de la zona, que llama a esos lugares el pueblo, por lo habitual que son sus viajes por allí; bedeles de hotel que con un cartel de No a la prostitución delante de sus ojos sacan tajada de los turistas que suben a las chicas a sus habitaciones.

Image hosted by Photobucket.com
Esto es menos bonito, pero igual de real


Recomendaciones de "hoy le pagas 30 euros, mañana 15, después le dices que la quieres, que te la llevas a España y te la follas gratis el resto de lo que estés aquí"...

Realmente alucinante. Hace relativamente poco se desmanteló una red italiana que proporcionaba viaje, alojamiento y pederastia por un módico precio, realmente repugnante.

Al menos se juntan para tratar el problema, ¿servirá para algo?

Esto es un problema global, que requiere una solución global, que pasa por un más justo reparto de las riquezas de Brasil, una eliminación del turismo sexual reemplaándolo por un turismo de más calidad (naturaleza, cultura, fútbol...) y, ante todo, un gobierno que por fin se dedique a hacer algo positivo por sus ciudadanos, ahora que la gran esperanza blanca se tambalea.

Esperemos que todo esto pase y las cosas vayan a mejor... aunque sea porque ya poco a peor pueden ir ya...

P.D: Se agradacen los ánimos, aunque ,a veces, el deber manda amigos/as.

P.D.2: De todos modos, puedes sindicarte por Atom o subscribirte al blog en el menú de la izquierda, así tendrás las novedades en tu mail puntualmente.

2 comentarios:

Camila dijo...

Seria bueno que todos vayan a Brasil porque es un país increíble para disfrutar. Yo tuve la posibilidad de ir varias veces y la verdad que lo recomiendo. A pesar de haber ido, mientras estoy en mi alquiler temporario buenos aires trato de arreglar mis vacaciones nuevamente para Brasil

Gorka Garay dijo...

Gracias por tu comentario. Espero que las cosas hayan mejorado desde cuando se escribió este post. No sé si el próximo mundial hará bien o mal en este sentido.

Salu2!