Con un pan debajo del brazo

No sé de dónde viene ese dicho de que los hijos vienen con un pan debajo del brazo, tal vez alguien pueda aclarármelo.

Supongo que será en las familias bien, donde con la criatura llegan a casa de uno (si la tiene, claro) todo un elenco de regalos en forma de dinero, todo con la excusa de para el bebé y a cuenta de eso los padres ven mejorada su situación económica.

Claro que si vives en una chabola sin luz ni agua corriente y tienes ya tres chiquillos/as berreando por un poco de calor, a lo mejor el siguiente en vez de venir con un pan, viene con un gran cúmulo de problemas debajo del brazo.

Todo esto viene a cuenta de LA noticia.

El que no sepa de qué estoy hablando debe de haber estado en otro planeta el finde (semana).

¡Alegría! ¡Alboroto! ¡Albricias! ¡Zapatetas!

La Leti, esa grande de Asturias, resulta que se ha quedado embarazada y ahora es la gran protagonista del año. Olé, olé y olé.

Como si fuera muy difícil quedarse embarazada (las hay que no pueden, cierto, pero las hay también que no lo desean y se preñan), como si se tratase de un logro excepcional que va a llevarnos a todos al sumun de los placeres terrenales...

No comprendo esa alegría exacerbada con la noticia, ni el bombo (nunca mejor dicho) que se le está dando al tema. Sí, a ver, casados como hank manda desde hace un año, su única obligación es f*llar como conejos para perpetuar la monarquía (¿sexo por dinero?, ¿eso no tenía un nombre?) y cuando se pone la semillita, a todos se les va la pinza con una histeria colectiva sólo comparable a cuando Egpaña gane un mundial...

Para más coña, la noticia se tuvo que dar cuando el presi ZP acudía al homenaje a los republicanos de Mauthausen en el 60 aniversario de la Segunda Guerra Mundial. He oído a quien criticaba a ZP por tener la bandera republicana en tan señalado día, pues bien, yo critico a la casa real por lo mismo. Me parece mucho más meritorio haber vivido o muerto en un campo de concentración al desamparo del caudillo que a haberla metido en caliente un sábado sabadete...

¡Qué le voy a hacer, soy republicano (y me la toco con la mano)! Donde todo el mundo ve a un bebé digno de todos los elogios y a un sucesor de la monarquía, yo sólo veo a otro que alimentar (y vestir, y educar, y pagar caprichos, y el yate...) con el dinero de todos. ¿Por qué no adoptan uno?

Hay polémica, además, con el tema de si es niña, ya que con la actual constitución (tan perfecta para muchos) un futuro hermano menor (otra boca más, por dios!) se antepondría a la niña en la línea sucesoria. El cambio no se prevé hacer por el gobierno hasta el siguiente cambio de legislatura (hacia el 2008) por el cristo que acarrearía (2/3 de las cortes a favor, nuevas cortes, 2/3 de nuevo y referendum popular para acabar).

Ahora que lo pienso, casi mejor que sea niña, y a poder ser lesbiana y punk. Y luego con un niño ya tenemos otra guerra entre carlistas e isabelinos, second edition. Otra guerra civil en ciernes, queridos lectores, con el resultado óptimo del ni contigo ni sin ti, es decir, todos a tomar por el culo y una nueva república, a ver si a la tercera va la vencida.

Oí a Ansón decir que de los 10 países mejores del mundo 7 eran monarquías parlamentarias, de modo que un heredero que asegure el sistema de gobierno más molón es motivo de alegría... digo yo que igual se está olvidando de que USA, Rusia, Francia, Alemania, China..., todos ellos países carcomidos de envidia por no tener una familia real a la que mantener también son países importantes... algunos hasta demasiado, diría yo...

Desde aquí hago un llamamiento a toda la ciudadanía: por una familia real acorde con los tiempos que corren, vasectomía y ligadura de trompas reales al segundo hijo YA!

He dicho.

P.D: ¿Para cuando un rey gay?

2 comentarios:

Lavigaenmiojo-Javi dijo...

esa tercera republica,... que no acaba de llegar, pero llegara, como todas las cosas lógicas, como el voto de la mujer, como la igualdad entre sexos (al menos teórica), la república llegará. y por eso hoy más que nunca: Salud y República

illa dijo...

No sé..yo a estos príncipes no los veo tan monárquicos... vete tú a saber si con la excusa de que pueda gobernar la posible niña no quitan de en medio la monarquía y se abre el paso a esa esperada república.
Estaría bien.