La Pasión según Judas

Desde hace un tiempo vengo descubriendo que la valoración que se hace del papel de Judas en la historia de la religión está cambiando a mejor.

Aquél que cometió el mayor de los pecados, el traidor por excelencia, el repudiado hasta tal punto que nadie se ha vuelto a llamar así (¿alguien conoce a Judas García o a Judas Pérez o a Judas Smith?), parece ahora haber sido el apóstol que cumplió con el más importante de los papeles en el teatro de la muerte de Jesús.

Si bien no se ha aprobado oficialmente por la iglesia (de hecho, se lo toman a mofa), es posible que todo el tema de la traición fuera en realidad otro acto en el ineludible plan divino de sacrificar al Mesías en aras del salvamento de la humanidad.

Así es, porque si no hubiera sido por Judas... ¿estaríamos hablando de que Dios envió a su hijo a la tierra a morir por nosotros? Es decir, si lo envió a morir ¿no fue necesario el acto de Judas? ¿O es que Jesús iba a morir de otra manera y el cabrón del Iscariote se entrometió?

Esta última me parece la menos probable, dado que si Dios es omnitodo, ¿cómo va un humilde mortal a estropearle los planes?

Ahora, además, han encontrado lo que puede ser la versión del interesado, una posible incómoda verdad que no puede dejar de aparecer aquí.

Image hosting by Photobucket
No se lee demasiado bien, pero dicen que puede ser cierto...


26 páginas de lo que parece ser una copia del siglo III ó IV del Evangelio dejado por el propio Judas y en el que se muestra como nunca al pobre maldito como el elemento más importante en la trama que llevó a Jesús a la cruz; un títere en manos de Dios que llevó a cabo la más ingrata de las tareas, la de traicionar al hijo de Dios y pasar a la Historia como el peor de los malditos.

Por supuesto, las esferas eclesiásticas ya han puesto el grito en el cielo y, al igual que resto de evangelios apócrifos, echan por tierra todo su contenido. No sea que haya que rectificar algo y acabar canonizando al peor de los protagonistas de la historia de la religión católica.

Para entender todo este asunto en esta semana (santa) tan curiosa para hablar de ello, quiero recomendar (para los que puedan), el programa especial que se prepara para el miércoles en ETB, en el que emitirá un documental al respecto.

Por mi parte espero no perdérmelo, y espero que sea todo lo interesante que puede parecer.

Que aproveche a los interesados.

Link en PDF al Evangelio de Judas en 'Ver además...'

2 comentarios:

desperategirl dijo...

A mí hay algo en todo esto que no me cuadra. Si todo era por mandato divino , ¿por qué se ahorcó Judas?, ¿para hacer un poco de cinéma verité?

Gorka dijo...

Puede haber múltiples razones:

1.- Era parte del plan, para no dejar cabos sueltos.

2.- Con un ejemplo de mala persona, se tiene a alguien a quien comparar cuando alguien se portase no de acuerdo con las normas eclesiásticas. Es decir, si te portas mal, eres como Judas, siempre viene bien una cabeza de turco. Además, si se suicida, siendo otro pecado capital, queda como peor ejemplo aún; más malo, si cabe.

3.- El pobre no pudo realmente con la culpa porque no entendía que era inevitable que lo hiciera y acabó suicidándose como vía para entrar al infierno y así olvidar a Dios.

Pero mi favorita es que, en realidad, no se suicidó, sino que, de la mano de María Magdalena y del propio Jesús (gracias a Dan Brown todos sabemos que no murió), formaron un menage a trois de lo más prolífico del que salió toda esa saga de hijos e hijas herederos de la estirpe de Jesús...

:D


¿Por qué crees que el ahorcamiento no forma parte del plan?

Salu2!