Entramos en la era de lo nuevo y mejor

Demolition Man tiene una de esas mítica escenas, cuando el bueno del malo (Wesley Snipes) suelta esta frase cuando trata de freír a malo del bueno (Sylvester Stalone) con una arma futurista...

Hoy, queridos/as lectores (¿existe lectoras o lectores es genérico?), podemos aplicar esta frase a nuestra vida diaria... al menos supuestamente.

Hoy, cuando aún hay gente que espera ver el Plus en el Canal4 y no se explica cómo es que puede verlo en abierto todo el día sin pagar, nos invade la nueva era de la televisión, hoy, comienza la era digital, hoy, empieza la Televisión Digital Terrestre (DTD).

Es el primer paso en el camino que nos llevará al apagón analógico que se producirá, creo, allá por el 2010.

La cosa es que en lugar de llegarnos por el aire en forma de ondas hertzianas de toda la vida, ahora la tele nos llegará a través de cable subterráneo. Esto hace que la tele se vea a una calidad inalterable al clima y que, por el mismo precio, podamos disfrutar o sufrir más canales.

Por ahora hay 18, repartidas por todos los colores. No quiero entrar más allá, que cada uno investigue por su lado el tema de los nuevos canales, a mí, tanta diversidad me suena a engañufla para admitir menor calidad en los contenidos, pero bueno.

En mi garito siempre han tenido el Plus. Supongo que a mucha gente eso de poder ver un canal que no todo el mundo puede ver le hace sentir elite de la sociedad o algo así, no sé, pero a mí nunca me ha llamado la atención, sobre todo desde que las pelis de estreno se pueden ver por otros medios.

Después se metieron al digital, casi por la tontada o por los partidos del Athletic (acordarse de votar en la encuesta del mes, si lees esto y aún es diciembre del 2005...), que viene a ser lo mismo, y alucinaban y les salían chiribitas de los ojos cuando hablaban de tener 80 canales.

¿80? ¡Si yo con 7 casi no me da tiempo a ver nada de cada uno y la mayoría de las cosas son infumables! Para mis adentros pensaba que en realidad iban a tener 80 maneras de pasar el rato sin hacer nada.

Y me quedé corto, porque a la semana, ya habían identificado los canales malos y sólo veían tres o cuatro de ellos, incluyendo el Plus original... así pues, muy bonito todo, pero setentaypico canales recibidos para nada.

Así que, ahora que constato día a día que veo el Canal4 menos que Antena3 (que ya es decir...) creo que voy a tardar un buen rato en comprar un decodificador para la DTD. Porque si bien los canales son gratuitos, hay que comprarse el aparato indicado en el prospecto para aplicarse el tratamiento... y modificar la antena.

Creo que anda por los 60 euros como poco, que no es demasiado si tenemos en cuenta que es como los diamantes, para siempre. Pero seguro que cuando se pase un poco el boom, sobre todo en la Rioja (ese diyei!!!), el precio bajará, acordarse de los famosos triangulitos de los coches...

Y de todos modos, creo que puedo vivir sin tropecientos canales que no me aportan nada. En la era de internet, la verdadera tele digital está en formato avi esperando a que lo tomes prestado.

Aunque, oye, a lo mejor nos americanizamos y acabamos viendo guerras de coches cual un Homer cualquiera... o haciéndonos adictos a las peleas de mujeres en el barro...

Image hosted by Photobucket.com

2 comentarios:

El Rubens dijo...

Dos cosas:

1.- Muy buena la foto de la pelea en el barro. Homer rules

2.- Yo creía que la TDT llegaba también por ondas como la analógica, (aparte de el detalle de tener que comprar el aparatito o una tele que soporte el formato digital)

Gorka dijo...

Holas!

sabía que la foto te iba a encantar...

Y, efectivamente, no va por el cable subterráneo, ciertamente, me he equivocado y entono la corrección...

Por eso hay que modificar las antenas... me he liao, que ya tocaba.

Salu2!