Con Canon

Desde hace unos días tengo guardado en el bookmarks del Firefox un par de páginas que si bien no fueron encontradas en el mismo momento ni lugar, tienen su relación a la hora de postear.

A cuenta de lo que parece el mundo al revés últimamente, donde el partido del gobierno, de izquierdas supuestamente él, va a promover la existencia del canon digital, mientras la oposición, supuestamente de derechas ella, va a votar en contra.

Yo, que en principio me pareció algo raro, que tal vez el PP vote en contra porque quiere algo más de pasta, es decir, porque cree que la medida se queda corta, luego, al ver el por qué de la propuesta, estoy a favor.

Sí, sí, estoy a favor de pagar más por un móvil con emepetrés, por un disco duro, por una key usb, hasta por el adsl si hace falta. Eso sí, amigos de la $GA€, si hay canon, hay copia privada, y si hay copia privada, hay canon.

Y es por esta razón que estoy de acuerdo con el canon, porque el canon es la manera de callar la boca de unos personajes que quieren estar en misa y repicando. Es decir, pretender que haya canon y que no haya copia privada es de ser un hijodeputa partidista y poco conciliador. Pretender lo contrario, que la haya sin pagar canon, es igualmente partidista.

Ya escribí en su día un post a cuenta de esto, explicando aquello de que las cintas magnéticas pagaban canon desde los 80, aunque las usasen periodistas para grabar sus entrevistas. Y es por eso que si queremos seguir disfrutando de la libertad de copiar y distribuir sin ánimo de lucro todo aquello que hemos comprado legalmente, es necesario pasar por caja; un derecho por un deber.

Además, qué narices, en realidad se reparte el dinero del canon entre todos los dispositivos y así va a salir más barato grabar en un cd o un dvd las fotos del verano, que es lo que les chirría a casi todo el mundo.

Entiendo que es una decisión polémica, sobre todo porque este nuevo canon debe valer como garante de los derechos que lo acompañan, y no como primera frontera que pasa la $GA€ para tratar de imponer a su voluntad lo que le da la gana.

Si ya a casi todo el mundo le suena perfectamente normal la distinción entre descargas legales e ilegales, este canon debe servir para abrir los ojos a una realidad que pretenden escondernos.

Así pues, como manera de tapar la boca a la $GA€ y dejen de protestar a cuenta de lo mucho que pierden y dejan de ganar, sí al canon, sí a los derechos que garantiza...

... como mal menor a una situación como la actual que me parece insostenible a largo plazo.