Ruuuuuuuuuuuuudy, Ruuuuuuuuuuuudy!

En un par de ocasiones previas, cuando aún no se había destapado del todo el tarro de las esencias, he hablado de mi pertenencia simbólica al Joventut de Badalona, clásico de la ACB y prácticamente único club que cuida la cantera junto con Estudiantes (por cierto, segundo equipo de casi todo el país).

Las referencias, en otras ocasiones, han sido para Ricky Rubio, ese chaval que debería haber ganado el premio Gillette ese que le dieron a Bojan sólo porque el fútbol es más noticia que el basket (o fútbol de canastos, que dicen algunos). Hoy, con 17 años y muchos partidos en la liga, este chaval ha ganado la Copa del Rey de Baloncesto de la mano de otro ENORME jugador, éste ya hecho y derecho, Rudy Fernández.

Hecho y derecho, y completamente formado a la temprana edad de 22 años.

Rudy no se fue a la NBA este año, estoy cada vez más convencido para agradecer lo que es, su formación baloncestística, al club que le ha llevado a ser lo que es, el Joventut. Y lo quiere hacer a base de triunfos. Si la Copa europea del año pasado, algo así como la UEFA, le supo a poco, la Copa del Rey de este año es el principio del fin de la etapa verdinegra de Rudy. Porque cuando lo gane todo (lo que se proponga) con la Penya se irá, con el beneplácito de todos y el agradecimiento de una hinchada que le respetará más allá de los colores que defienda. De igual modo que muchos dimos las gracias a Michael Jordan por coincidir con su época de jugador, hoy lo hacemos con Rudy, más si cabe que Gasol, porque por encima de intereses económicos o de una ambición desmedida en su carrera ha demostrado ser un hombre de club.

Y ha demostrado, con el MVP y la Copa ganadas, que no se equivocó al quedarse, en confiar en un club donde los americanos no son los primeros espadas, en un club donde el baloncesto es más que unos números a final de año.

Y es que con jugadas como esta, como para no ser el jugador más valorado.



Y es que, con actitudes como la demostrada, de tener paciencia, de querer devolver a su club algo más que dinero para irse al Madrid a por más dinero, este señor ha demostrado ser un señor.

Probablemente el año que viene la "doble R" dará paso al mejor Ricky, que lo tendrá todo para ser el líder de un Joventut que le admirará como tal. Pero da igual.

Este año, al menos, podremos disfrutar no sólo de unos jugadores como la copa de un pino, sino totalmente comprometidos con su club.

Rudy, Ricky, acabarán en la NBA, seguro, si así lo quieren, pero hasta entonces los disfrutaremos.

Y nosotros que lo veamos.