Los españoles no votan

- Los españoles han votado cambio.- dicen unos.
- Los españoles han votado mayoritariamente a Mariano Rajoy; por dos veces.- dicen otros.
- Los españoles han votado un gobierno de pactos.- dicen casi todos.
- Los españoles han votado y no podemos decirles que lo han hecho mal, tenemos la responsabilidad de ponernos de acuerdo y formar un gobierno que es impepinablemente necesario.- se puede resumir a unos pocos.

Y todos se tiran los escaños propios (y auto-asimilados de otros) a la cabeza.

La política: el arte de manejar las estadísticas y las medias verdades (valga la redundancia) a tu antojo.

No se diferencia del mus, engañar sin mentir. Soltar obviedades no para que todo el mundo esté de acuerdo o convender a los demás, sino para desmontar los argumentos de los demás, no dejar la más mínima rendija por la que seguir peleando.

- ¿Está usted a favor de X? - podrían preguntarse a cualquiera de ellos. Ninguno sería capaz de responder con un monosílabo a la pregunta (ciertamente X será diferente para cada color de partido, pero cada uno tiene su talón de Aquiles).

Porque empezarán a decir algo como:

- Siendo la realidad que 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8, 16, como usted comprenderá, no puede ser de otra manera.

Todo en tono afirmativo, acompañando el lenguaje corporal, etc... muy medido todo, para que parezca un sí, con las vaguedades habituales para ser totalmente irrefutable que, efectivamente, 2 + 2 = 4, 4 + 2 = 6, 6 + 2 = 8, y 8 + 8 = 16; innegable. Aunque no tenga nada que ver una cosa con la otra. Da igual. El tono es afirmativo, el argumento es irrefutable, luego entonces, el tono afirmativo es irrefutable. O estarás en contra de que 2 + 2 = 4 (o sucesivos...).

Y ahí te quedas.

Y ahora, ¿qué? Pues que llevamos casi un año entero sin gobierno. Y no parece que la cosa siga a mucho peor por ello (o sí, vete a saber, que yo tampoco tengo idea...).

Pero todos creen estar en posesión de "la verdad", esquiva como nadie, infiel como tantos, mentirosa inquebrantable.

Porque, no, "los españoles" no han votado cambio. Ni mayoritariamente a Rajoy (dos veces), ni un gobierno de pactos, ni tan siquiera "mal", ni bien, sino todo lo contrario.

Yo he votado a quien quería que gobernara. Si por mi fuera, Escaños en Blanco ganaría con mayoría absoluta. Más del hemiciclo vacío, bloqueando cualquier intento de hacer nada más que instaurar el voto en blanco computable por ley, y disolución de las cortes para unas nuevas elecciones, con las nuevas reglas de juego.

Si el resultado ha sido otro, yo, como votante en elecciones españolas, no he votado cambio (no al menos al que se refieren), ni he votado para que pacten (ni unos ni otros), ni para que Mariano Rajoy gobierne (ni para que no lo haga). Yo he votado lo que he votado. Y el resto de votantes, también. Incluso los no votantes (ilusos...).

No existe una masa uniforme de "españoles" que votan con un único voto que tiene resultado como única papeleta, el reparto de escaños que tenemos ahora mismo. No es verdad.

Podría serlo si, por ejemplo, pudiera dar mi voto fraccionado, por ejemplo, 1/3 de voto a X, 1/4 a Y, y lo restante (5/12 por si hay suspicacias...) al Z, para que ese sea el reparto de escaños que haya, y que pacten. No te jode. Eso sí que serían votos a contar con cuidado...

Y no es así.

Dejen, todos, de apropiarse de mi voto. No es de ninguno de ustedes, y si lo fuera, lo sería únicamente de uno. Para que pacte con él, o haga lo que crea conveniente, para cumplir el compromiso adquirido en el programa electoral (ay, qué me da la risa...). No he visto a ninguno hacerlo; cumplir, quiero decir.

Nosotros, sí. En las municipales de 2011 (no te enteraste? así son los medios...) varias concejalías quedaron vacías.

Y no prometemos más. Lo cumplimos.

Porque ya está bien de votar al menos malo, de tener que elegir entre líderes que suspenden en valoración. No son buenos, deberíamos ser libres de decirles, uno a uno: así, no. No me gustáis ninguno, y no pienso plegarme a este sistema donde si dices algo así te espetan "pues monta tú un partido", como si supieran que no puede hacerse en realidad...

Pues no me da la gana. Soy el consumidor y exijo que el mercado se adapte a mí, y no al revés. Una partitocracia oligárquica no es una democracia (eso por descontado), pero es que encima es cerrada, encorsetante, sin capacidad para ser cambiada (salvo alguna cosa...ejem, 135, ejem...), y en ningún caso a favor del común de los mortales, sobre todo si puede ir en contra de los intereses de la minoría que se dedica a la política.

Por eso, aquí estoy, dando un paso adelante, en todas y cada una de las elecciones del último lustro. Peleando por que dejen de tratarnos como una masa uniforme de borregos votantes en base a la interpretación partidista de unos resultados electorales (curiosamente, siempre positifa, [casi] nunca negatifa...).

Y esta vez me ha tocado estar públicamente en las listas.