6 meses

Dicen que cualquier cosa que te pase en la vida, buena o mala, tiene un impacto en tu felicidad que no va más allá de los seis meses. Lo he pensado muchas veces, y supongo que es porque es inherente al ser humano ser inconformista. Es una ventaja evolutiva buscar el próximo paso, el siguiente límite, la siguiente frontera.

Creo que es lo que ha hecho de nuestra especie la única que imagina un dios a su imagen y semejanza. Bueno, y los programas de teletienda... y el programa de respuestas de Belén Esteban(coestaocupadoporunpadre yunhijoelpadresellamajuanyelpadreyatelohedicho)...

Será por esto que también sabemos que tras cualquier tormenta siempre llega una calma, o que por mucho que las cosas se pongan feas, tenemos la esperanza de que mejoren.

Imagino que si ocurre que algo te afecta durante más de seis meses, o revientas o explotas, ya sea de ira o de la alegría contenida...

... salvo esa pequeñaja que nos llena cada día, desde hace seis meses, de cosas que nos reconcilian con el mundo.

Es como tener una fábrica de sonrisas y relatividad de problemas por el módico precio unos pañales y horas de sueño (sobre todo si casi las paga todas las madre, pobrecita mía :-S).

:-)

2 comentarios:

Cantares dijo...

Estas un poco equivocado, los duelos por ejemplo suelen durar dos-tres años.
Pero es comprensible estás del otro lado de la vida, del más lindo que es ver florecer una vida, ver como cada día es nuevo y maravilloso.
Y claro, agotador para la madre, pero como experiencia, una de las más bellas de nuestra existencia.
Disfruten de la bebé que crece más rápido de lo que imaginan.
Y ambos paciencia, lo más difícil son solo los primeros 35 años jaja
Besos

jon dijo...

Gorkaaaa...me has llegado al almaaa...qué bonitooo... disfruta esos 6 meses (que serán muchos muchos años en realidad)