Pérdidas de Tiempo

Era inevitable: las visitas diarias han caído un 50% (o más) desde que no posteo como antes.

A este hecho, ya de por sí totalmente catastrófico para quien pretende que esto sea un movimiento constante de opiniones y personas, se uno a otro que hace que, llegando a recorrer algunas de estas últimas semanas cerca de 1000km de coche, tenga la extraña sensación de notar que se está perdiendo el tiempo.

Venir a Pamplona implican 3 horas diarias de viaje que se van por el retrete y que dejan de formar parte del tiempo que realmente deja un poso en forma de ganancia con el que amortizar su pérdida. Pero eso no es nada comparado con las 8 horas que me puedo pasar aquí con la sensación de que esto no está bien organizado al ver que lo que se suponía que iba a ser una corta instalación para probar y trastear con un software se convierte, por arte de errores de instalación, en todo un día de desesperantes idas y venidas de maneras definitivas de terminar la instalación.

Me encuentro en proceso de lo que parece que va a ser la refinitiva, que va a durar hasta después de comer... más nos vale poder aprovechar algo la tarde, leche.

No estaría, realmente, tan molesto si no fuera porque ayer, por la tarde, tuve que acudir a la llamada de un cliente que reportaba un error en una aplicación que tal vez podría solventar. Al llegar y tratar de ver el error reproducido en modo debugger de un servidor de aplicaciones cualquiera, me encuentro con que el ejemplo de los datos que daba lugar al error, ha desaparecido.
La aplicación ya está en producción, y parece que, casualidades de la vida, ayer por la mañana, se les ocurrió terminar el proceso a los usuarios finales. Vale, de puta madre, ahora nos quedamos todos con cara de gilipollas y pensando que tiene c*j*nes que lleve el tema unas semanas paradas y justo cuando llego a mirar a ver si el error (que no influía en el desarrollo normal del proceso completo) se podía subsanar, van y completan el proceso perdiendo los datos que hacían que el tema cascara.

España y olé, que dicen, supongo.

En fin, que desde la tarde de ayer, y espero que sólo medio día de hoy, me encuentro de viajecito en viajecito esperando poder confirmar que el moverse para un lado o para otro realmente sirva para sacar algo en claro y no para perder el tiempo de esta manera.

Será que me ha cambiado la visión de estas cuestiones, porque siempre está bien que te manden a hacer algo y poder perder el tiempo en volver a la ofi teniendo el comodín de "el cliente no puede".
Será que cuando vas y vienes y vienes y vas, esperas que las cosas cundan lo suficiente como para no tener que plantearte si merece la pena volver otro día o no.

Será que este tiempo perdido me está quitando de postear muchos temas candentes (desde lo de Ibiza hasta lo de Brasil) que tiene guasa que pasen todos a la vez ahora que no puedo.

Será que echo de menos esto de vomitar las ideas para despejar mi mente.

Será que soy un blogger adicto a su blog más de lo que habría podido pensar.

Será...